RESEÑA – El Capitán Harlock: The Endless Odyssey

Después de liberar a La Tierra de la amenaza Mazoni, el Capitán Harlock regresa de nuevo para enfrentarse a una nueva amenaza de proporciones aún mayores: “Nu”, la esencia misma del mal, que ansía volver a controlar el Universo como ya lo hiciera en épocas primigenias. Para llevar a cabo esta nueva misión de proporciones épicas, Harlock deberá encontrar en primer lugar a su antigua tripulación, ahora dispersa por todo el Sistema Solar, y reunirla de nuevo en la Arcadia. Algunos de ellos malviven en planetas desolados, otros se hayan desaparecidos en lugares remotos, y otros muchos se encuentran confinados en el planeta prisión de Panopticon, a la espera de ser ejecutados. Harlock tendrá que ponerse manos a la obra rápidamente para recuperar a su tripulación y partir de inmediato para evitar una vez más el trágico destino que le espera a la Humanidad.

Que una obra tan veterana como “El Capitán Harlock” siga despertando pasiones entre los aficionados al manganime de todo el mundo es realmente digno de elogio. Por más que pasan los años desde la serie original (del ya lejano 1978), su impacto en la cultura del Manga y toda su posterior influencia han sido tan grandes que, a pesar del tiempo transcurrido, nuevas producciones son periódicamente puestas en marcha sobre las aventuras del más célebre pirata espacial de la Galaxia.

Así tenemos el magnífico largometraje realizado en 1982 “Capitán Harlock: La Arcadia de mi juventud” y su secuela televisiva “Endless Orbit SSX”, la serie de O.V.A.s “Harlock Saga: El Anillo de los Nibelungos”, la película “Captain Harlock: Mistery of the Arcadia” e incluso la serie alternativa “Gun Frontier” (ambientada en el viejo Oeste americano), sin olvidar las incursiones del personaje de Harlock en otras obras del autor como Queen Milenium, Galaxy Express 999 o Queen Emeraldas, en un colosal universo de obras interconectadas que los fans del autor han venido a denominar como “Leijiverso”. Y además logrando algo tan difícil en estos casos como es mantener siempre un nivel de calidad muy alto en todas y cada de estas producciones.

Hoy en día en el mercado del Manga y el Anime son muy numerosas las producciones que ven la luz cada año, encontrándonos obras de muy diversa temática, estilo y calidad, así que el aficionado dispone mejor que nunca de un amplísimo abanico donde elegir de acuerdo con sus propios gustos. Pero como contrapartida esto también suele acarrear que el éxito y la popularidad de una determinada obra es cada vez más exiguo (rara es la obra que está en lo más alto de las preferencias del público más de tres años, salvo los grandes éxitos de masas), ya que el voraz aficionado siempre va a pedir más y más sin haber apenas “digerido” lo anterior, por más calidad que tuviera, igual que si de un polluelo hambriento se tratase cuando recibe el alimento de sus abnegados padres en el nido, preocupado únicamente de “tragar” más que realmente de “disfrutar” aquello está comiendo. Afortunadamente, las obras del Capitán Harlock están pensadas no para ser devoradas sino para ser paladeadas sin prisa, disfrutando de su exquisita ambientación, diseño de personajes, tramas adultas y de toda la atmósfera que nos retrotrae a tiempos pasados en los que la aventura y los ideales morales eran vistos desde una perspectiva bastante diferente a la actual.

A lo largo de esta serie de 13 O.V.A.s (que originariamente había sido concebida como una Serie de T.V.), los conflictos morales de la obra original vuelven a cobrar protagonismo una vez más: por una parte, el personaje principal del Capitán Harlock, con sus imperturbables ideales de justicia y esperanza en la especie humana (que no en sus dirigentes corruptos), y enfrentados a él de nuevo aquellos que tan solo desean su propio beneficio y acaparar más y más poder a expensas de los demás, tanto los poderes políticos y militares de la propia humanidad como la inquietante amenaza alienígena que ansía directamente la dominación del Universo conocido, para sumirlo de nuevo en el caos original dominado por el mal en estado puro.

También merece ser destacado el renovado aspecto visual que se le ha dado a la obra, el cual, sin renunciar a los diseños característicos del autor (con personajes o muy estilizados o muy achaparrados, algunos casi cómicamente deformes), se sabe adaptar a los tiempos que corren y nos ofrece un dibujo de gran calidad, tanto en el diseño de personajes de Nobuteru Yuki como en los diferentes escenarios que aparecen a lo largo de la obra, destacando tanto el interior de las naves espaciales como las localizaciones en los planetas por los que transcurre la acción. Y como no podía faltar tampoco en un producto dirigido a un público eminentemente masculino, las concesiones al fanservice vienen esta vez de la mano de una Kei Yuki más guapa que nunca, brillando especialmente con algunas escenas de lucimiento que no habíamos tenido la suerte de disfrutar en la serie original.

El apartado musical también merece una mención especial, con una banda sonora de Takayuki Hattori a la altura de la calidad general de la obra, aunque bastante alejada ya como es lógico del estilo de la obra original (estamos hablando de 1978, y si hay algo que cambia más rápidamente con los años es precisamente la música). En “The Endless Odyssey” la partitura es mucho más seria y atmosférica que aquellas alegres melodías que tan grato recuerdo nos traen aún de la serie original, con los ritmos (y los pantalones acampanados, como se veían en la serie) tan propios de década de los 70. No obstante, el carácter épico y evocador de tiempos pasados que transmitían determinadas melodías de la serie original se mantiene también aquí presentes, especialmente en el tema principal de “The Endless Odyssey” .

Finalmente destacar la buena dirección del afamado Rin Taro, que sabe imprimir el correcto ritmo a la historia con su habitual estilo sosegado para que el espectador pueda disfrutar al máximo tanto de la trama principal como de los pequeños detalles presentes en la obra, sin renunciar por ello a ofrecernos estupendas secuencias de acción cuando así lo requiere la historia.

En definitiva, una obra para “paladares refinados” y para no perder detalle de todo cuanto nos muestra audiovisualmente, impregnada como es habitual en todas y cada una de las obras de su autor de un gusto por las aventuras clásicas de otras épocas y de una particular obsesión por enaltecer la figura y los ideales morales de su protagonista, en perfecta contraposición con la mezquindad y la corrupción reinantes en el mundo, en especial por parte de sus dirigentes.

En una sociedad en definitiva tan enferma que las únicas personas libres son en realidad aquellas que prefieren mantenerse fuera de la ley, bajo la bandera pirata del Capitán Harlock, la bandera en definitiva de la libertad.

Publicado el 22 marzo 2009 en El Capitán Harlock y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Jeje, hola de nuevo!!:
    voy a estrenarte el blog poniendote el primer comentario ^^
    Lo primero me encanta la idea de que hagas un blog de manga y anime en general, como ya te he dicho porqué así sabré tus gustos de anime y manga en general, no solo de series yuri, además así descubro yo nuevos animes!!

    P.D: Qué bien empiezas!!!
    me encanta esta serie >.<

  2. Vaya, Simoun, qué bueno verte también por aquí…

    La verdad es que RANKO Magazine empezó hace ya más de dos años como un proyecto que intenté hacer de revista de Manga y Anime en formato PDF, pero al final no llegué a plasmarlo en ningún numero concreto por estar metido por aquél entonces en otros proyectos. Ahora lo he reemprendido bajo la forma de revista online, a imagen y semejanza de su “hermana menor” Michiru, que me gusta bastante cómo está quedando de momento. La idea sigue siendo la misma: comentarios cortos y análisis de obras que personalmente recomiendo por su calidad, pero que en vez de plasmarse en un PDF (por quien lo quisiera imprimir) aquí se leen en pantalla directamente, con la comodidad que da siempre un blog.

    Espero que te gusten las obras que iré comentando, aunque ya te aviso que en cuestión de gustos de Manga y Anime mi mirada suele ir más hacia el pasado que hacia el presente o el futuro (vamos, que para nada será éste un blog de actualidad ni mucho menos).

  3. jeje si a mi me encantan los mangas y los animes más bien viejos *-* me encanta el estilo retro del anime antiguo, por cierto de anime antiguo hace poco salió un DVD que se llama animación experimental de Osamu tezuka que me he pillado (en el fnac lo puedes encontrar por 6 euros, nada más!) que reunen una serie de cortometrajes de animación que hizo tezuka con mushi productions, muy interesante, te lo recomiendo mucho!!

  4. Una cosa, sabéis que hay un fan film hecho por un español sobre Capitan Harlock?, es increíble, yo particularmente lo veo muy logrado tanto por espíritu como por efectos.
    Ya diréis … (lo tengo en mi blog, pero si eso os lo pongo por aquí :P).

  5. Sí, algo había oído sobre ello. Lo que nunca me he “atrevido” a verlo porque ya te puedes imaginar en qué estima tengo al Capitán Harlock y en general a todo el “Leijiverse”. Digamos que iría en contra de mis principios…

    De todas formas si dices que es “visible” igual me animo a echarle una ojeada. Ya me pasaré por tu blog a ver qué tal. Pero te aviso que si hiere mi “amor propio” las represalias serán duras… en forma de comentarios demoledores a la entrada donde lo hayas puesto (lo siento, pero creo que todos tenemos aún recientes la película de Dragon Ball en imagen real…)

  6. A todo el que lo he puesto se ha quedado muy sorprendido … y tus amenazas-represalias … MUAHAHAHAHAHA … :P.

  7. Je, je, no, descuida, si viniendo de tí claro que le daré un voto de confianza (pero solo un voto…)

    Y sí, debería ponerse a temblar todo aquél al que amenace con mis posibles “represalias” cibernéticas a sus respectivos blogs. No sabéis la de cosas que puedo hacer… no en vano soy capaz de colarme en la web del Pentágono cada día y les robo secretos de Estado cuando me da la gana, así me enteré de quién mató en realidad a Kennedy y me sé los códigos para activar sus misiles nucleares, por si algún día me apetece lanzar unos cuantos sobre la mansión de Berlusconi.

  8. DesdeElDesierto

    Hola, Sigfrido.

    En estos meses he visto Capitán Harlock, la decisión fue influenciada por varios factores: su extensión de 42 episodios, su aparición en la película de Galaxy Express 999 que me recomendaste ver y el fortuito encuentro con el personaje en el pasado.
    Luego de que Robotech desapareciera por completo de los pocos canales que se veían en ese momento (eran los primeros tiempos de la tv por cable en la ciudad, antes teníamos uno y medio canal) comencé a sufrir los primeros signos de la abstinencia. Busque sin esperanza algo para reemplazar a Macroos y un día en un canal apareció un tal Rayman, recuerdo muy bien mí reacción al escuchar las primeras palabras del capítulo 3, giré la cabeza 90 grados hacia el tv expectante. Esas palabras tenían gran significado en lo personal: la Argentina había pasado de la dictadura a la democracia por lo cual hubo toda clase de manifestaciones de alegría y despreocupación, además era la década de los 80 bautizada mas tarde como la de la codicia en Estados Unidos. A nadie parecía importarle lo que pasaba en el mundo: los conflictos bélicos en Medio Oriente, la situación de Centro América, los abusos al medio ambiente, una posible guerra nuclear, ect. Sinceramente soñaba con irme de la Tierra para explorar el Universo, la película de mí niñez-adolecencia era Los Exploradores (River Phoenix, ect), por lo cual si el canal lo hubiera emitido en forma ordenada, sin repetir capítulos caprichosa mente, y si le hubiera dado una oportunidad a la serie, cometí el error de compararla con Robotech la cual ya no podía ver, tal vez mi sueño hubiera cambiado de los extraterrestres por la Arcadia.
    Una serie que no pasará a mi corta lista, que he disfrutado cantando su apertura mas de una vez, esperando lo que aconteciera en el siguiente capítulo como cuando descubren que le han atinado a una nave civil de las amazonas y se descubren los porque de las “invasoras”; en cambio sí el personaje del Capitán Harlock que se destaca por encima de todos los demás.

    Tengo intenciones de ver Galaxy Espress 999 a pesar de su extensión, en una búsqueda rápida en los medios habituales no encuentro nada. Veo que es difícil de hallar por lo menos en castellano.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s