RESEÑA – Viaje a través del fuego

Desde siempre he sentido una gran admiración por la obra de Rumiko Takahashi, siendo prácticamente (en cuanto a artistas de Manga femeninas se refiere) mi autora favorita, tan solo por detrás de mis idolatradas CLAMP (que han sido mis indiscutibles nº 1 a lo largo de los años), pero sin duda por encima de todas las demás, y he de decir que tengo bastantes favoritas: Narumi Kakinouchi, Hiromu Arakawa, Chiho Saito, Riyoko Ikeda, etc.

De la amplia obra de la gran Rumiko Takahashi admiro especialmente su pasión por el folklore popular, con la infinidad de criaturas fantásticas que pueblan habitualmente sus obras, directamente salidas o inspiradas en cuentos populares y en mitos chinos y japoneses.

Esta pasión se pudo ver sobradamente en su éxito más reciente como fue Inu Yasha, pero también en su anterior mega-éxito como fue Ranma 1/2, o incluso años antes con su primer boom: Urusei Yatsura (Lamu), por la que ya desfilaban personajes típicamente inspirados en la tradición popular, como la clásica Dama de las nieves, los demonios “Oni” y otros muchos personajes tan queridos por el público nipón. Pero mucho antes de lo visto en la popular obra Inu Yasha ya tuvimos ocasión de asistir al fantástico viaje de una joven estudiante de secundaria del mundo actual al japón de la Edad Media, inmerso como era habitual en aquella época en cruentas luchas entre clanes por el dominio territorial.

La historia de Viaje a través del fuego (en inglés “Fire Tripper”, como también se la conoce) nos cuenta cómo la joven Suzuko, que volvía como todos los días a su casa tras acabar las clases, se vió transportada de forma inexplicable a un paraje rural del todo desconocido tras ser víctima de una gran explosión. Por si fuera poco, nada más aparecer en ese extraño lugar será testigo de la crudeza y violencia de la época feudal a la que llega a parar a raíz de aquella explosión. Por fortuna, un joven y apuesto guerrero de una aldea próxima se encarga de protegerla y la lleva a su poblado para resguardarla de los peligros que azotan la región. A lo largo de la intensa historia que nos cuenta esta O.V.A. de 50 minutos (realizada nada menos que en 1985), Suzuko viajará entre su propio mundo y el mundo del pasado, buscando respuestas a los enigmas surgidos tras estos extraordinarios sucesos.

Viaje a través del fuego es un magnífico cortometraje que en Occidente fue incluído de forma artificiosa para su distribución en una recopilación de historias cortas (sin ninguna relación entre ellas) llamada “El mundo de Rumiko“. Recomiendo encarecidamente disfrutar de estas obras a pesar de los años transcurridos pues, como los buenos vinos, son unos relatos que incluso han mejorado con el tiempo, y más si los comparamos con muchas obras “huecas” que pueden verse actualmente. En Viaje a través del fuego Rumiko plantea y desarrolla de una forma magnífica una historia de misterio y aventura realmente encantadora, con un tratamiento muy inteligente de la temática del viaje en el tiempo, mostrándonos las diferentes perspectivas del mismo a través de sus dos protagonistas, tanto en el mundo presente como en el pasado. Una obra inolvidable que nadie debería perderse.

Publicado el 2 julio 2009 en Viaje a través del fuego y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s