RESEÑA – Murder Princess

Hace poco comentaba en la reseña correspondiente a Tsubasa Chronicle que el estudio Bee Train había hecho en mi opinión una serie aburrida y decepcionante a la hora de adaptar el manga de las CLAMP, mientras que Production I.G. se había lucido en cambio a la hora de hacer las magníficas O.V.A.s y la entretenida película de la misma franquicia. Pues bien, para que no pueda pensarse tampoco que Bee Train está en horas bajas o algo por el estilo qué mejor que destacar una de sus más destacadas producciones recientes, como la gran mini-serie llamada Murder Princess, de tan solo 6 episodios creados directamente para el mercado del vídeo doméstico.

En un ambiente de fantasía épica de lo más tópico y manido, Murder Princess si tiene que destacar ante todo debe ser como es lógico por otras muchas virtudes que por esa recurrente ambien-tación que tantas veces hemos visto ya en incontables series: de forma más seria por ejemplo en Record of Lodoss War o en La Heroica Leyenda de Arislan, o de forma más cómica y desenfadada en series como Slayers o la reciente Zero no Tsukaima. Desde luego hay para todos los gustos, y Murder Princess si hubiera que encuadrarla en alguna subdivisión podríamos hacerla en una a medio camino entre ambos extremos: es una serie aparentemente de corte más cómico pero también puede ser seria (y hasta adulta, por la crudeza de algunas escenas) al mismo tiempo.

La historia nos cuenta las desventuras de un pequeño reino amenazado por una serie de peligrosas conspiraciones que persiguen hacerse con un tremendo poder oculto que guarda el palacio real en sus entrañas. Para lograr obtenerlo la clave de todo será la princesa de dicho reino, la hermosa Alita. Nuestra historia comenzará en medio de un ataque al castillo por parte de un extravagante grupo rebelde, que hará huir a la princesa a un bosque cercano, donde tendrá un desafortunado y crucial encuentro con un grupo de mercenarios capitaneados por la valerosa Faris. Para sorpresa de todos, tras sobrevivir milagrosamente la princesa Alita y Faris a una situación que casi llevará a ambas a la muerte, se encontrarán que sus almas han quedado intercambiadas en sus respectivos cuerpos, lo que dará inicio a toda una serie de hilarantes situaciones. La antes recatada y desvalida princesa Alita se convertirá ahora a los ojos de todo el mundo en un auténtico demonio armado con una larga katana que hará trizas a los mayores enemigos del reino, mientras que la anteriormente invencible capitana mercenaria Faris pasará a ser una discreta sirvienta llamada Milano a las órdenes de la princesa Alita.

La serie cuenta con un dibujo de una factura excelente, de lo mejorcito que he visto yo en los últimos años, y la animación cumple también con nota muy alta (a la altura de lo esperado en un producto lanzado directamente en O.V.A.s en vez de estar pensado para T.V.). El diseño de personajes también es muy destacado y la ambientación, sin ser nada del otro mundo (por lo manido que está ya este género como decía antes) se puede considerar también que aprueba con buena nota.

Buena parte de la culpa de ello la tiene la inclusión de ciertos elementos tecnoló-gicos en mitad del mundo de fantasía heroica de corte medieval de la serie, como algunos personajes que parecen sacados de un ambiente totalmente distinto al que debieran estar, así como algunas armas e incluso la música de fondo que acompañará habitualmente a la acción, no siendo para nada a lo que estamos acostumbrados en el género.

Son precisamente estos detalles que rompen la monotonía (y que tienen su lógica tal y como queda explicado posteriormente en la serie, algo que siempre se agradece) los que dotan de una gran originalidad a un producto que en principio no parecería poder brillar por ese aspecto, simplemente juzgándolo por unas pocas imágenes que podamos ver del mismo. Yo personalmente recomiendo esta mini-serie de tan solo 6 episodios (corta pero intensa, y muy agradable de ver) a todos aquellos que disfruten de este tipo de historias y que quieran ver no solo lo clásico, “lo acostumbrado”, sino también la introducción de ciertos elementos novedosos que le dan un soplo de aire fresco a un género tan necesitado del mismo como éste.

Publicado el 12 agosto 2009 en Murder Princess y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Esta serie esta considerada como anime yuri, ¿no? al menos en la comunidad yuri hispana lo tratan como tal y la relacion entre las dos protagonistas es obvia.

  2. Bueno, en algunos sitios se la considera, pero es un Yuri tan interpretable… (por eso lo he puesto en este blog y no en MICHIRU. Allí lo habría puesto si fuera mucho más claro). Si lees la crítica de Erica Friedman en su web verás que para ella es apenas destacable la presencia de Yuri en esta obra (en el apartado correspondiente de contenido Yuri lo valora con un 1 sobre 10).

    Yo personalmente no le ví tampoco demasiado, aunque bien es cierto que la relación de Alita y Faris es de lo más estrecha, pero no va más allá del cariño que podrían profesarse unas hermanas o unas amigas muy íntimas. Además, teniendo en cuenta que tienen sus cuerpos intercambiados, cada vez que se contempla la una a la otra más bien se les ve una mirada como de curiosidad más que de cualquier tipo de deseo romántico (vamos, quizá un narcisismo algo singular), pero yo no creo que lleguen a estar enamoradas. Al menos la serie acaba abierta y si hacen más episodios en un futuro a saber lo que nos deparará su relación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s