RESEÑA – Slayers

Hablar de Slayers es hablar de una de las obras más clásicas y populares en el particular subgénero de la “comedia de fantasía”, es decir, aquellas obras que aunque están aparentemente ambientadas en mundos al más puro estilo Dungeons & Dragons, con sus princesas aventureras, sus lugares de ensueño, sus grandes hechi-ceros, sus paladines justicieros, sus dragones y todo el resto de criaturas fantásticas que pueblan dichos mundos, saben a pesar de todo reirse de los tópicos y las figuras características del género para hacernos pasar un buen rato con unas aventuras de lo más alocadas.

Si además de todo ello las historias son lo suficientemente atractivas para el público (aunque no tengan una excesiva calidad argumental en la mayoría de las ocasiones) enton-ces las obras pueden convertirse en un éxito asegurado, dada la gran receptividad que el aficionado medio siempre ha tenido por este tipo de temáticas. Obras como Caza-dores de Magos, Dragon Half, Maze! o más recien-temente Zero no Tsukaima han hecho de la comedia de fantasía un género muy a tener en cuenta, más allá del simple “entretenimiento puntual” que en apariencia puede ofrecer este tipo de obras, e invitan a adentrarse y a profundizar en los particulares mundos que nos presentan.

 

Slayers: las novelas ligeras

Slayers surge en un principio como una serie de novelas ligeras creadas por el autor Hajime Kanzaka, contando con las ilustraciones de Rui Araizumi. En ellas se narran las alocadas aventuras de la hechicera Reena Inverse y sus compañeros de viaje en un mundo de fantasía épica. Tenemos tanto lo que sería la historia “principal”, que reco-gería toda una serie de aventuras por los lugares más variados y que se ex-tendería a lo largo de numerosos volúmenes, así como otras muchas historias cortas autoconclusivas recopiladas en otros grupos de novelas para-lelas. Dado su éxito, las novelas serían adaptadas al Anime por parte del estudio J.C. Staff, realizándose series de T.V., O.V.A.s y películas en los años siguientes. Estas adaptaciones en ocasiones fueron muy fieles (como en Slayers Next, la segunda serie de T.V.) y otras en cambio no tuvieron más que una cierta base de inspiración en las novelas, incorporando muchos elementos nuevos, prescindiendo de otros y hasta desordenando y sintetizando ciertos eventos sucedidos en las novelas (algo bastante habitual en la adaptación de novelas al Anime, como también sucedió con Maria-sama ga Miteru).

Éstas son las numerosas novelas aparecidas hasta el momento:

Slayers (15 volúmenes, reuniendo el grueso principal de las aventuras de Reena y Gaudy, que luego serían adaptadas a las series de T.V.)
Slayers Special (30 volúmenes, denominándose Slayers Smash a partir del 30, que narrarían aventuras cortas autoconclusivas de Reena con Naga. Esta serie aún continúa abierta)
Slayers Delicious (4 volúmenes, integrados luego en Slayers Special, con historias autoconclusivas)
Slayers vs. Orphen (1 volumen en el que los personajes de Slayers y de Orphen comparten una aventura juntos)
Slayers Select (una saga ya meramente recopilatoria de algunas de las mejores aventuras seleccionadas de la saga Slayers Special)

 

Slayers: la serie de T.V. (1995)

La primera serie nos presenta a Reena Inverse (o Lina Inverse según la ver-sión), una temible y poderosa hechicera que viaja errante por el mundo en busca de tesoros y haciendo justicia “a su manera” (es decir, por lo general provocando más desastres que los que causan los propios villanos a los que se enfrenta). Reena se encontrará un buen día con el espadachín cabezahueca Gaudy Gabriev (o Gourry Gabriev también dependiendo de la versión), y ambos acordarán formar equipo para beneficiarse mútuamente de sus respectivas habilidades mágicas y físicas en sus viajes por el peligroso mundo en el que viven. En esta primera serie veremos el enfrentamiento contra el temible y misterioso “monje rojo” llamado Rezo, que amenaza con traer de nuevo a este mundo al señor de los demonios Shabranigdo. En su lucha contra las fuerzas del mal, Reena y Gaudy contarán con la ayuda de dos grandes aliados: Zelgadis, un joven con grandes habilidades tanto físicas como mágicas, que tiene una particular maldición como es estar recubierto por una pétrea piel azulada de Gólem, y Ameria, una joven e idealista princesa con una particular obsesión por la justicia.

Personalmente decir que esta primera serie la ví por mera curiosidad, apro-vechando un día que la emitían por televisión y era una época en la que no había mucho más donde elegir (a nivel televisivo, ya que en vídeo sí que se editaban bastantes cosas interesantes en las diferentes colecciones en VHS que había). Pero siendo conocedor de la gran fama que la precedía decidí comprobar por mí mismo si el fenómeno Slayers realmente era para tanto, y comencé a seguir esta primera serie. Y siendo sincero, lo cierto es que en sus primeros episodios la serie me pareció real-mente espantosa: con un dibujo de lo más mediocre (incluso para aquella época), un ritmo muy irregular y una historia bastante floja por no decir malísima. Como es comprensible dejé aparcada la serie tras ver tres o cuatro episodios (de auténtico suplicio), y no la retomé hasta pasado algún tiempo para “despejarme” de las malas sensaciones en esa primera aproximación al mundo de Slayers.

Pero curiosamente fue retomar la serie unos meses después (era una época en la que en televisión nada más dar las series las reemitían de nuevo justo a continuación, como venía pasando con Dragon Ball desde hacía años) y por extraño que pudiera parecer me enganché por completo a ella (sí, yo fui el primer sorprendido), siguién-dola ahora sí ya hasta el final, y gustándome bastante he de decir toda su segunda mitad. Más que nada ello fue debido a que dejaban de lado ya los absurdos argu-mentos “sufridos” en los primeros episodios y se centraban en cambio en desarrollar una historia de fondo bastante interesante en torno a Rezo, el monje rojo. Realmente se pueden diferenciar dos grandes mitades en la serie, una de carácter introductorio de Reena y sus compañeros, con aventuras cortas y de lo más absurdas e insulsas, y una segunda mitad con toda la trama ya de Rezo que fue la que más me gustó como decía. Esta dinámica de partir en dos grandes “mitades” los 26 episodios de la serie se repetiría posteriomente en futuras versiones televisivas de Slayers, con desigual resultado.

Slayers Next (1996)

Un año después se adaptarían nuevas novelas de Slayers (de forma muy fiel además) en forma de una segunda serie de T.V., llamada Slayers Next, indi-cando ya su nombre su carácter direc-tamente continuador de la primera serie televisiva. Esta nueva serie de 26 epi-sodios está considerada de largo como la mejor de las que se han realizado sobre esta franquicia (tanto para la crí-tica como para el público, que rara vez están de acuerdo), y yo mismo puedo corroborarlo ya que fue una serie que a mí personalmente me entusiasmó. Para mí hay algo con lo que cuenta siempre una segunda serie a su favor como una gran ventaja que ha de saber aprovechar que es el tener ya a los personajes principales presentados y puestos ya en situación los aficionados en cuanto al estilo, ambientación, y “fundamentos” básicos de la obra, pudiendo por tanto dedicar todos sus esfuerzos en contar una buena historia y aprovechar bien a esos personajes y situaciones que ya conocemos. Ésto hay series que lo hacen muy bien y otras que en cambio naufragan en el intento, cargando con el recuerdo de la serie original como una pesada losa de la que nunca logran zafarse (que suele darse en la mayoría de los casos por desgracia, y si no pensemos en todas las decepcionantes segundas partes de grandes obras que conozcamos). Afortu-nadamente Slayers Next es de las del primer grupo, y supo ofrecer un gran espectáculo y una enorme diversión de principio a fin de la serie, algo que tan solo consiguió la serie original en su parte final y además en menor grado que su brillante sucesora.

¿Fué esto debido quizá a que Slayers Next abandonó el tono cómico y ab-surdo de las alocadas aventuras vistas en la primera serie y optó por contar una historia seria y elaborada? No, lo cierto es que no. La serie sigue mante-niéndose fiel a su estilo de aventuras absurdas, acción sin demasiadas com-plicaciones y mucho, mucho humor. La aparición de un personaje tan singular como el simpático y desesperante demonio Zeros sin duda tuvo también mucho que ver en lo bien que funcionó esta serie, pero su éxito radica en todos los aspectos en general de la serie: un buen ritmo (algo de lo que carecía por completo la primera mitad de la serie original), unos personajes ya muy bien perfilados, teniendo cada uno su protagonismo justo y sin “sobrar” en ningún momento (algo que lamentablemente sí veríamos en series posteriores), y unas historias que enganchaban desde el primer momento, sin renunciar para nada a sus momentos totalmente hilarantes insertados en determi-nados momentos de la serie, como la memorable actuación musical de Reena y Ameria disfrazadas como si de “idols” japonesas se tratara.

A pesar de los años transcurridos, Slayers Next figura aún entre mis obras favoritas y es una auténtica lás-tima que ni antes ni después la fran-quicia fuera capaz de mantener ese magnífico nivel demostrado entonces. De haberlo hecho quién sabe si Slayers no sería una obra a día de hoy como One Piece, con cientos y cientos de episodios que ha sabido mantener pega-dos a la pantalla a los espectadores sin hacer un gran despliegue visual precisa-mente, sino tan solo con sus estupendas e hilarantes aventuras como gran virtud.

Slayers Try (1997)

De nuevo, tan solo otro año después de la serie anterior apareció una nueva temporada de Slayers, bajo el nombre de Slayers Try. La serie desde luego era visualmente la mejor hasta el mo-mento (aunque en Slayers Next ya se había notado una mejoría respecto de la anterior), si bien mantenía en general su estilo algo sencillo en cuanto al diseño de personajes y escenarios por no romper con lo visto anteriormente, pero como digo se notaba la clara mejo-ría visual en muchos de los efectos empleados a lo largo de esta nueva serie y que anteriormente eran de lo más discretos (en especial todo el tema de los conjuros y los efectos que éstos causaban en el entorno, siendo ahora muy logrados). La historia nos hablaba de una antigua raza de poderosos dragones que podían transformarse también en humanos, y de las traiciones que sucedieron entre ellos y que llevaron a su casi total destrucción. Dos personajes principales eran introducidos en esta saga: La encantadora (y algo ruda) mujer-dragona llamada Filia y el temible Valgarv, alineándose la primera del lado de nuestros héroes y el segundo contra ellos.

La historia de fondo era realmente interesante (a pesar de tener solo una muy ligera base en las novelas origi-nales) y presentaba desde luego buenas maneras, para haber hecho quizá de esta tercera temporada la serie menos “cómica” de Slayers hasta la fecha, pero su irregular desarrollo dejó una cierta sensación agridulce. La serie tiene ciertamente momentos muy buenos y que atrapan por completo, pero también tiene sus destacados “bajones” que la hacen perder muchos enteros. Aún así pueden encontrarse a menudo opiniones que sitúan a esta serie como de lo más destacado de la producción de Slayers, incluso compitiendo con la magnífica Slayers Next, pero en mi opinión esta tercera serie no supera para nada a la segunda (ni se pone a la par siquiera), por toda esa irregularidad manifiesta que puede verse a lo largo de los 26 episodios.

Slayers: O.V.A.s y películas

Slayers separa claramente por un lado lo que correspondería a la trama “prin-cipal” de las 15 novelas originales, que sería lo adaptado (con mayor o menor fidelidad) en las series televisivas, y por otra parte todo lo que correspondería a las tramas secundarias autoconclusivas de las otras sagas de novelas, en forma de series de O.V.A.s y películas. En estos formatos conoceremos a otros compañeros que tuvo Reena a lo largo de su disparatada vida repleta de peli-grosas aventuras, en especial a una peculiar acompañante/rival que causaría especial furor entre los fans: la exhuberante Naga “The Serpent” (nombre algo redundante, ya que una “naga” es de hecho una criatura mitad humana y mitad serpiente). Esta particular hechicera hará de perfecto contrapunto a Reena en sus aventuras (y no solo en cuanto al físico, estando Reena de lo más acomplejada por cierta cuestión de su físico). Naga parece ser además la desaparecida hermana mayor de Ameria, pero tiene un carácter y unos ideales nada ejemplares, sino más en sintonía con la propia Reena: egoísta, ególatra, sedienta de riquezas e incapaz de controlar a menudo sus grandes poderes. Por ello formarán un equipo tan formidable como atípico.

Slayers contó con las siguientes O.V.A.s (de 3 episodios cada una):

Slayers Special (1996)
Slayers Excellent (1998)

Y con las siguientes películas:

Slayers: The Motion Picture (1995) (también conocida como Slayers Perfect)
Slayers Return (1996)
Slayers Great (1997)
Slayers Gorgeus (1998)
Slayers Premium (2001)

 

Slayers: los Mangas

Slayers ha contado también con varias adaptaciones de las aventuras de Reena al formato Manga, con varias colecciones editadas a lo largo de los años aunque con unos resultado algo desiguales, que no hicieron tampoco el furor esperado ni entre los seguidores del Anime ni entre los aficionados en general a la obra desde las novelas originales. En castellano salieron publi-cados algunos números de la mano de Planeta DeAgostini, pero ésta no con-tinuó con otras colecciones existentes debido al escaso éxito de aquella primera colección, que adaptaba las historias del tomo original de Slayers. Posteriormente la Editorial Ivréa ha publicado nuevo material bajo el nombre Slayers: Leyenda demoníaca (correspondiente a Chou-baku Madouden Slayers). Lo cierto es que hay obras a las que un formato les sienta mejor que otros, y Slayers en Manga no ha acabado de tener la fortuna necesaria para triunfar en este medio de la misma forma que lo ha hecho en otros. Y eso que el propio Hajime Kanzaka estuvo a cargo de la historia y Rui Araizumi del dibujo, al menos en las historias que fueron recopiladas en el primer volumen.

Colecciones de Mangas sobre Slayers publicadas:

Slayers (1 tomo en el año 1992, ilustrado por Rui Araizumi)
Slayers: Leyenda demoníaca (8 tomos desde el año 1995, ilustrados por Shoko Yoshinaka)
Slayers Special (4 tomos ilustrados por Tommy Ohtsuka, basados en las novelas del mismo nombre)
Slayers Premium (1 tomo en el año 2005, adaptando la película del mismo nombre)
Slayers Knight of Aqualord (6 tomos ilustrados por Tommy Ohtsusa, relatando una historia no contenida en las novelas)
Slayers Revolution (un nuevo manga ilustrado por Issei Hyouju, adaptando la serie de T.V. del mismo nombre)
Slayers Light-Magic (otro nuevo manga, ilustrado en esta ocasión por Shin Sasaki y con historia de Yoshijirou Muramatsu por primera vez)

 

Slayers Revolution (2008) y Slayers Evolution-R (2009)

Finalmente el más reciente producto sobre la franquicia lo hemos podido disfrutar entre el pasado año y el actual, bajo la forma de una nueva serie de T.V. de 26 episodios aunque partida en dos tramos de 13. Recordemos que en las antiguas series tambien se daba en cierto modo esta estructura, con dos grandes arcos argumentales para cada mitad de la serie, y como aquí se man-tiene de hecho a los mismos personajes y el mismo trasfondo general para las dos mini-series se puede hablar de una “cuarta serie” de nuevo de 26 episodios. La verdad es que tanto tiempo transcurrido, hablando únicamente en términos televisivos claro está, entre la anterior serie de Slayers Try (1997) y la más reciente producción de Slayers Revolution (2008) y Slayers Evolution-R (2009), no le ha sentado demasiado bien a las nuevas aventuras animadas de Reena Inverse. En mi opinión la nueva serie resulta algo desangelada en comparación con la gracia y la frescura que atesoraban las tres primeras series, sobre todo si las comparamos detalladamente en sus diferentes aspectos: en cuanto a su argumento, desarrollo y originalidad por una parte, y en cuanto a los personajes que compartirán protagonismo con los héroes habituales de la saga por otra parte (que alguien acabe con Pokota, por favor). Respecto al nivel técnico obviamente la serie presenta un gran aspecto, como cabría esperarse hoy en día (que no antiguamente) de J.C. Staff, que sabe mantener el estilo sencillo y colorista tan característico de la saga, sin renunciar a sus principios, cuando quizá otros hubieran optado por darle un renovadísimo aspecto visual habiendo transcurrido ya una década desde la anterior incursión televisiva. Pero como decía antes quizá “sepa a poco” para los incondicionales “de siempre” de la saga, aunque no en cambio para aquellos que se aproximen por primera vez a la obra, pues les puede resultar sin duda una serie de lo más amena y entretenida. Si precisamente después de verla se aficionan a la saga y ello les hace ir descubriendo los productos anteriores desde luego que verán plenamente satisfechas sus espectativas sobre esta clásica franquicia.

Slayers como vemos más que una obra es todo un “Universo” comprendido entre formatos muy diversos, desde novelas ligeras pasando por series de T.V., O.V.A.s, películas y Mangas. En Japón recordemos que las obras más populares a parte de todo eso acaban contando también hasta con programas radiofónicos, CD-Dramas, Live-Actions y demás formatos imaginables (de hecho existen diversos CD-Dramas de Slayers publicados a lo largo de los años). Estrictamente, en cuanto a Anime se refiere, yo no recomendaría a diferencia de otras obras el verla necesariamente completa de principio a fin, sino que recomendaría verla por tramos, comenzando por la primera serie de televisión. Si nos gusta: entonces ver la siguiente, y así suce-sivamente. Y si nos llegara ya a enganchar por completo su “mundo”, ampliarlo después acudiendo a las O.V.A.s, las películas, las novelas originales, los mangas y demás productos relacionados. Hay todo un inmenso mundo de fantasía y aventuras por descubrir, desde luego.

Publicado el 15 octubre 2009 en Slayers y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. para mi gusto personal me gusto slayers try por el caracter epico de salvar al mundo.
    de las muchas muchas escenas buenas , solo comentare una:
    en la ya mencionada try cuando linna peleaba con el que le decia que hacer a vargas fuera del tenplo de los dragones.,

    lina conbatia a el que en ese momento era considerado por todos los hay presentes como la representacion del mal….
    q paradojico q la llamada a ser la ” heroina” de esta historia usara un poder de las tinieblas para conbatir al mal q mas bien usaba un arma sagrada.
    q opinan uds al respecto?

  2. Pues sí, es interesante ese punto de vista de cómo Reena podía combatir al mal con magia negra, pero si nos fijamos en la propia literatura fantástica de espada y brujería en la que se basa Slayers ya podemos encontrar casos similares.

    En una de las obras más importantes de este género literario como es El Señor de los Anillos, vemos cómo al todopoderoso Señor Oscuro Sauron tan solo se le puede vencer con su propia creación: el malvado Anillo único, que creó Sauron mismo en el Monte del Destino. Ni todos los magos élficos de la Tierra Media podrían, con toda su benefactora magia, conocimientos o sus tres anillos acabar con Sauron, pues Sauron era un espíritu Maiar (similar a un semi-diós, solo por debajo de los Valar en cuanto a poder), y estaba a un nivel de poder desproporcionadamente superior al de cualquier otro ser de la Tierra Media (Gandalf, un Ishtar, también estaría muy por debajo de su poder, así como el propio Balrog de Moria). Para acabar con Sauron tan solo se pudo utilizar su propio poder maléfico, combatiendo el mal con el mal.

    Supongo que Reena aprendería ésto en la academia de magia a la que acudiría de joven (quizá la misma a la que fue años después Louise).

  3. me a gustado tu referencia al señor d los anillos, muchos me an recomendado las peliculas q no se cuando vere, en esto del mundo del entretenimiento me an dicho q son indispensables, y ahora mas aun para enter animes como lodos war y este q tocamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s