RESEÑA – Negima! Magister Negi Magi

Poco tiempo después de tener en mis manos el último tomo de la gran serie que para mí fue Love Hina, oí ecos de que el sensei Akamatsu estaba metido en otra gran obra e indagué al respecto. Ahí fue donde descubrí Negima, una historia extrañamente similar al archiconocido Harry Potter (digamos que los orígenes del protagonista y su aspecto lo delatan). Al principio, parecía una comedia más de las suyas, pero poco a poco se fue convirtiendo en algo mucho más grande.

Negima! Magister Negi Magi (es su nombre completo), obra de Ken Akamatsu, se publicó inicialmente en el número 13 de la revista Shonen Magazine (Editorial Kodansha), en su etapa del año 2003. A fecha de hoy, la saga se ha dado por concluída, y se ha recopilado en 38 volúmenes tankôbon, de los que en España han aparecido 37 de manos de Ediciones Glénat. Aún así, unas palabras de sensei Akamatsu en el último tomo nos insinúan que es posible que en un futuro volvamos al Ala Alba en acción, debido a las reacciones del público al final abierto del manga.

Su historia nos presenta a Negi Springfield, un niño de 10 años recién graduado en el colegio de magia situado en las montañas del país de Gales (curioso, ¿eh?), que se enfrentará a una última prueba antes de convertirse en un Magister Magi (mago maestro o maestro de magia, según se lea): hacer de profesor en Japón. Talento no le falta, parte del cual ha heredado de su padre, Nagi Springfield, un mago legendario conocido como el Thousand Master (Maestro Milenario), ni inteligencia, pues su nivel de conocimientos es universitario. El problema llega cuando la casualidad hace que su destino sea el mega-conglomerado llamado Ciudad-Escuela Mahora, un gigantesco campus donde se enseña desde primaria hasta nivel universitario, y en concreto al área femenina de ésta, donde tendrá que lidiar con una clase de 31 chicas, todas ellas de lo más variopinto. Su viaje también tiene otra finalidad, y es la de hallar una compañera (Ministra Magi) que le proteja y ayude durante el combate, y sellar un contrato con el hechizo Pactio. Y todo ello sin que se descubra su secreto, puesto que como castigo le convertirían en una comadreja o un armiño y se le quitaría la licencia de mago.

Por supuesto, no está sólo, ya que tanto el director de la escuela, Konoemon Konoe, los profesores Takamichi T. Takahata (antiguo compañero del padre de Negi), Shizuna Minamoto, y el pequeño armiño mágico Camomille Albert (Kamo para los amigos), tratarán de echarle una mano en lo que puedan. Aún así, tratar con las chicas de la clase 2-A no será nada fácil, tratándose de un grupo compuesto de varios tipos de deportistas, animadoras, inventoras de talento al nivel de lo visto en Star Trek, una espadachina, una experta cocinera, varias luchadoras de alto nivel, un robot, una vampiresa e incluso un fantasma (vamos, que chicas normales hay pocas).

A dos de ellas ya las conoce, debido a un desafortunado primer encuentro. Se trata de Asuna Kagurazaka y Konoka Konoe (que es la nieta del director). Asuna es una pelirroja de largas coletas sujetas con campanitas, con una destreza y fortalezas fuera de lo normal y un aspecto muy curioso en ella, pues tiene un ojo de color verde y otro azul. Es una chica buena y sensible, pero a veces tiene unos ramalazos de violencia y mala leche que tiran de espaldas. Es la primera en descubrir a Negi y también en convertirse en su compañera, al que después comenzará a tratar como a su hermano pequeño. Intelectualmente, se puede considerar una auténtica palurda y pertenece al pintoresco grupo denominado las Baka Rangers (ella es la roja XD). Konoka, en cambio, es muy inteligente, y tiene una de las mejores notas del instituto, pero peca de ser extremadamente inocente y cariñosa.

Como son muchísimas las chicas que aparecen en esta historia, simplificaremos para que no os dé dolor de cabeza, y resaltaremos a las más importantes: Nodoka Miyazaki (llamada por sus compañeras Honya-chan, Librera en castellano), posee un carácter extremadamente tímido y reservado que irá cambiando a lo largo de la historia. Es uno de los pilares de ésta y es la primera en confesar abiertamente su amor hacia Negi. Yue Hayase es su mejor amiga, extremadamente inteligente y astuta, pero demasiado perezosa en los estudios (ella es la Baka Ranger negra), tiene un gran complejo con su físico y mucho potencial oculto, que dará más de una sorpresa. Setsuna Sakurazaki es una espadachina del Shinmei-ryu de Kyoto y la protectora fiel de su Ojou-sama (señorita), que es así como llama a Konoka. Aunque es extremadamente servicial, sus increíbles habilidades la convertirán un uno de los componentes de la Patrulla Negi (posteriormente Ala Alba). Kaede Nagase, Ku-Fei y Mana Tatsumiya son tres grandes luchadoras con auténticos poderes sobrehumanos. Sus especialidades son el ninjitsu de la escuela Koga (Kaede), las artes marciales chinas (Ku) y las técnicas de combate extremo con armas de fuego (Mana). Chachamaru Karakuri y Evangeline A.K. McDowell forman un duo peculiar. La primera es un robot dotado de vida y la segunda es la maga nosferatu más poderosa que existe (podéis saber más sobre Eva en mi ránking de personajes femeninos). Ambas poseerán también un gran protagonismo en la trama. Por último, resaltaremos a Chisame Hasegawa, una experta hacker con doble vida: estudiante de día, idol de internet por la noche. Poseedora de un gran sentido común, se convertirá en una consejera esencial en los momentos de crisis.

Entre los personajes masculinos, destacaremos Kotaro Inugami, una criatura-lobo que se convertirá en el mejor amigo y rival de Negi, Jack Rakan, otro de los compañeros del Thousand Master, poseedor de una fuerza asquerosamente brutal (tal y como él lo dice) y pervertido de primera categoría (ni Kamo llega a su nivel) y a Fate Averruncus, un joven de cabello blanco que se convertirá en la némesis de Negi, poseedor de un poder incomparable que les dará más de un dolor de cabeza a los protagonistas.

La historia alterna tierno romance con hilarante comedia y algo de ecchi (Akamatsu 100%) y combates de infarto que no te dejarán despegarte de las páginas del manga, que además es de los que más texto incluyen dentro de la ingente colección que llena mis estanterías (algunos de mis conocidos no lo leen por eso mismo), aunque me suena a cierto diálogo entre Gastón y Bella: “¿Cómo puedes leer ésto? ¡No tiene dibujos!”.

Hasta el momento, existen varias adaptaciones animadas de la historia, cada cual con sus pros y sus contras. La primera de ellas, que se denominó símplemente Negima!, fue llevada a cabo por el estudio Xebec en 2005, y consta de 26 episodios. El diseño de personajes es algo simplista y plano, pero fiel al manga (menos en los colores del pelo de las chicas), y su doblaje cuenta con grandes seiyuus como Yui Horie (Love Hina, Zero no Tsukaima), Mamiko Noto (Girls Bravo, Full Metal Panic), Yuki Matsuoka (Bleach, Elfen Lied), Yu Kobayashi (School Rumble, Maria Holic) o Akeno Watanabe (Spice & Wolf II, To Love-ru). Su partitura musical es muy buena en general, pero destacaremos sus cabeceras, “Happy Material” y “Kagayaku Kimi e“, interpretadas por las chicas que doblan la serie.

Su desarrollo sigue fielmente el manga y su final, aunque original, es antológico y muy emotivo, lamentablemente tiene una censura excesiva, que elimina casi tajantemente una de las bases que sí tuvo la adaptación de Love Hina, el ecchi (se nota bastante en los trajes de Evangeline y en las escenas de baño, con cuerpos completamente tapados por plantas o el vapor) y se ha borrado de la existencia a un personaje esencial en cierto tramo de la historia como es el de Kotaro, convirtiendo una de las partes más emocionantes y divertidas del manga en algo bastante extraño.

En 2006, el estudio Shaft editó unos OVA especiales de primavera y verano que adaptaban secciones del manga inéditas, que presentaba un diseño de personajes mucho más detallado, voluminoso y bello, pero que comenzó con el burdo sinsentido que acabó convirtiéndose en esa aberración llamada Negima!?. Los 3 primeros episodios de los 26 de los que se compone la serie vuelven a adaptar el principio del manga, pero a partir del cuarto, su historia se anula por completo y no tiene valor alguno, quedando como un puñado de gags inútiles y aburridos sin gracia que en muchas ocasiones se harán soporíferos. Negi y Takamichi se convirtieron en estúpidos inútiles, los hechizos del manga desaparecieron y se sustituyeron por retahílas inventadas de lo más largo, absurdo y repetitivo, las compañeras luchadoras por excelencia, como Kaede, Setsuna o Ku-Fei, se convieron en simples peleles o niñitas asustadizas (cosa que es insultante), los poderes del artefacto del Pactio tienen duración limitada, se sacaron de la manga las estupidas transformaciones “Suka” y como colofón aparecieron las dos “mascotas” más insoportables y enervantes que haya visto nunca en un anime (mejor no hablemos del maldito chupacabra), entre muchas otras cosas. Lo único que se salva, además del diseño de personajes, son sus canciones, “1000% Sparking” y “A-LY-YA!“. Nada más.

En 2007 el manga se convirtió en un dorama (serie de imagen real) de dudosa calidad que acabó de destruir por completo las esperanzas de los fans en lo referente a una adaptación decente de su historia favorita. Tanto la segunda serie como el dorama fueron un rotundo fracaso en audiencia y ventas en Japón, por lo que se hacía inviable economicamente el continuar con la historia. Sin embargo, durante 2008 saltó la noticia: con los tomos 23, 24 y 25 del manga se lanzarían ediciones limitadas acompañadas de sendos DVD con las OAD Mahou Sensei Negima! ~Shiroki Tsubasa Ala Alba~, que abarcaban lo sucedido entre el final del Festival Mahora y el vuelo hacia Europa, como experimento para demostrar la fidelidad de los fans. Dicho y hecho: las ventas se dispararon y las ediciones limitadas se agotaron casi al instante. Shaft se deshizo de los errores del pasado y lanzó 3 episodios increiblemente fieles al manga, lo que a muchos seguidores nos emocionó en demasía: Kotaro hizo su aparición por fin, los hechizos volvieron, y la acción y el ecchi estaban presentes tal y como pasaba en la obra original. Incluso volvieron a rescatarse las canciones del la primera serie de Xebec (en remixes, claro). El único punto negativo era que el estilo gráfico se basaba en trazos muy gruesos, dando un aspecto de “manga animado” y tenía poca profundidad de colores, que no le dió la imagen que todos deseábamos, y que en diversos círculos se calificó como de baja calidad. Claro está, que el estudio tomó nota, y cuando se anunció Mahou Sensei Negima! ~Mou Hitotsu no Sekai~, que continuaba la historia de Ala Alba, unos diseños mejorados invadieron nuestras retinas y pudimos ver una belleza en los personajes que no tenía nada que envidiar al preciosista diseño visto en Negima!?. Por fin teníamos una adaptación tanto en historia como en imagen realmente acorde con lo que veíamos en las páginas del manga.

Lamentablemente, este hilo argumental con tan sólo 4 OAD y una extra con el arco del la Academia de Magia de Ariadne (con Yue como protagonista principal), comprimió la historia bastante y acabó incompleta. Las esperanzas estaban puestas en la película estrenada en cines en 2011 que supondría el broche final a la saga, Negima Anime Final, pero fue otro mazazo contundente para los fans, puesto que en cuanto oímos las palabras “final alternativo al manga” nos temíamos lo peor, y así fue. Los primeros minutos de la cinta son espectaculares, pues muestran a grandes rasgos momentos estelares del combate final entre Fate y Negi, la aparición del Mago Primigenio (el malo malísimo de la historia) y como Asuna devuelve la estabilidad al Mundus Magicus con sus poderes. Sin embargo, a partir de ese momento, todo se convierte en un “Negima?! 2”, osease un hatajo de niñitas imberbes haciendo el idiota por la clase con sus comentarios estúpidos y un final de pena que tiene de todo menos explicación lógica respecto a la historia anteriormente contada tanto en manga como anime. Fail total. Al menos, nos quedamos con una sonrisa en los labios al saber que el propio Ken Akamatsu había afirmado que la película “apestaba” (literalmente).

En España, como era de esperar, no hemos podido disfrutar de ninguna de sus adaptaciones, pero para aquellos que no tengan problemas con el idioma, las dos primeras series llevan años publicadas en diferentes países como Inglaterra, Alemania o Francia, con unas presentaciones realmente bonitas con digipacks ilustrados y a un precio razonable, en portales online como Amazon, y a precio de risa (menos el pack recopilatorio, que ya es dificil de encontrar).

A estas fechas, es imposible que ninguna compañía distribuidora española tenga interés alguno en traerla, ya que si Selecta Visión la tacharía de “antigua”, otras compañías (Savor, Panini) no disponen de recursos o inteligencia para poder traerlas (otras, como Anime Project, están acabadas). Muchos fans, entre los que me incluyo, haríamos cola para poder tenerla en nuestro poder.

Esta es una de las series que más fans ha acaparando alrededor de todo el mundo, y una de las obras más populares del mundo del manganime. Su falta de edición española en DVD nos obliga a confiar en el extranjero o peor aún, en el fansub, como pasa con las adaptaciones de otros mangas ya publicados en España como Great Teacher Onizuka, Karin, Rosario to Vampire, Naruto, Sailor Moon, Ichigo 100%, Hatsukoi Limited, Hanaukyo Maids Tai o To Love-ru, entre otras.

Publicado el 15 febrero 2010 en Mahou Sensei Negima! y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Reseña actualizada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s