RESEÑA – Spirit of Wonder

Spirit of Wonder es un conjunto de historias creadas por el singular autor japonés Kenji Tsuruta, un atípico mangaka muy alejado de lo que suele ser habitual en su complicada y ajetreada profesión. Se trata de un autor con un estilo muy fácilmente reconocible, caracterizado por su extraordinario nivel de detalle en todos sus trabajos (que hay que decir que no son muchos, lamentablemente) y por el encanto especial que consiguen transmitir siempre sus exquisitos dibujos con los que Tsuruta nos ha obsequiado en sus escasas obras de Manga y en los diferentes Art-Books que ha ido publicando a lo largo de su carrera.

En los últimos años hemos podido disfrutar en nuestro país de una obra también de lo más encantadora como Forget-me-not, siendo también de lo más recomendable, y de la que por supuesto también hablaré en otra ocasión. Pero la obra más conocida de Tsuruta es sin duda Spirit of Wonder, que es de la que hoy quería hablaros. En España pudimos disfrutarla parcialmente a medidados de los 90 gracias a la mini-serie lanzada por Planeta DeAgostini dedicada a los episodios de la popular Miss China, uno de los personajes centrales del ciclo de Spirit of Wonder.

Fueron cinco entregas en el formato característico de aquél entonces (el clásico de las grapas) que luego veríamos por fortuna reeditado y ampliado en la edición de Glénat (con tres volúmenes de tipo “medio tomo”), siendo presentado ya como Spirit of Wonder, al contener el resto de historias de la obra además de las que ya se habían publicado anteriormente centradas en Miss China.

Como decía antes, Kenji Tsuruta tiene un estilo de dibujo francamente exquisito y detallista, bastante alejado de los estándares a los que nos tiene acostumbrados la industria del Manga. Podemos atrevernos a afirmar incluso que Tsuruta es un autor “poco japonés” en su estilo, bastante occidentalizado en general, y no solo en cuanto a la ambientación que casi siempre suele elegir para sus obras (situadas en ciudades de la vieja Europa de lo más evocadoras y melancólicas, como Bristol o Venecia), sino en su propia manera de explicar las historias, diseñar a sus personajes o componer las escenas, así como en el ritmo narrativo de sus obras.

Kenji Tsuruta es sin lugar a dudas, y así lo ha dejado de manifiesto en casi todas sus obras, un auténtico enamorado del viejo continente (al igual que genios como Hayao Miyazaki), y eso es algo que ya no solo a nivel visual sino en todos los aspectos de sus obras se acaba notando. Es por eso que estos autores suelen destacar tanto entre los de su gremio, gracias a ese estilo tan personal y diferenciado respecto a lo que solemos estar acostumbrados por norma general.

Kenji Tsuruta muestra en sus obras una especial devoción por las clásicas historias de aventuras situadas en marcos de fantasía victoriana, como las popularizaras en las novelas del gran Julio Verne o en los relatos de Lewis Carroll. En Spirit of Wonder veremos más de una clara referencia directa a obras inmortales como Alicia en el País de las Maravillas o a la ambientación general presente en las geniales obras de Julio Verne, base imprescindible del posterior subgénero llamado “Steampunk” que surgió dentro del mundo de la Ciencia-Ficción.

Y es que no cabe duda que muchas de las disparatadas teorías científicas que veremos en Spirit of Wonder y los extravagantes artilugios mecánicos con efectos asombrosos que aparecen a lo largo de sus páginas podrían haber salido sin duda directamente de la pluma de Verne o Carroll.

Que un mangaka de nuestro tiempo como Kenji Tsuruta se impregne de los grandes clásicos de las aventuras de fantasía de finales del S.XIX y principios del XX y nos deleite con su particular visión por este entrañable género resulta desde luego una oportunidad única para quienes sentimos una especial adoración por aquellas obras.

Otro de los elementos más llamativos sin duda en las obras de Kenji Tsuruta es su particular devoción por la figura femenina, colocando hatitualmente como personaje central en sus historias a una sufrida y abnegada jovencita, poseedora de un carácter tan fuerte y que suele llamar tanto la atención como sus exuberantes formas (y aquí sin duda vemos cómo el autor disfruta recreándose en ellas, con planos de lo más picantes y situaciones de lo más comprometedoras).

 

En cualquier caso no se trataría del típico fanservice vulgar y gratuito presente en buena parte de las obras actuales, sino que en mi opinión es algo incluso intrínseco a la historia, siendo el detonante esa circunstancia precisamente de gran número de las situaciones cómicas presentes en los relatos que nos cuenta el autor. También si lo queremos ver de otro modo se trataría de un homenaje más a la manera “antigua” de como solían quedar reflejadas las heroínas en las vetustas historias de aventuras en el pasado, hasta más o menos los años 70 si concretáramos bien (aunque gracias a los cambios sociales afortunadamente este prototipo de “heroínas” ya han ido quedando relegadas a un pasado anacrónico).

El manga de Spirit of Wonder fue adaptado de una forma bastante discreta al anime en el año 2001. Se trató de una mini-serie de 3 O.V.A.s que sin duda se quedaron muy cortas para tratar de reflejar adecuadamente el fabuloso mundo fantástico de la obra de Tsuruta. El estilo gráfico y técnico en general con el que contó la adaptación animada de la obra sin duda dejaron mucho que desear, pues como siempre las comparaciones son odiosas y en este caso con mayor razón si cabe. La lectura del manga de Spirit of Wonder es una auténtica delícia: pausada, amena, recreándose en mil detalles, y ante todo sumergiéndonos en el evocador mundo de aventuras con elementos de fantasía victoriana que tanto adora el autor. En cambio el anime se limitaba a presentarnos en forma de episodios cortos algunas de las historias más recordadas del manga original.

 

 

El primer arco argumental (los dos episodios del “Club de los jóvenes científicos“) nos contaba el alocado proyecto de un viaje nada menos que al planeta Marte por parte de un veterano grupo de amigos científicos ya jubilados. Gracias a una revolucionaria teoría científica escrita por la hija de uno de ellos intentaban hacer este viejo sueño realidad, aunque a la pobre Windy lo único que le interesaba realmente era poder disfrutar de una vida normal con su querido esposo.

 

 

Después llegábamos ya a “La reducción de Miss China“, la historia protagonizada por sin duda el personaje más representativo del fantástico mundo de Spirit of Winder, una voluptuosa jovencita oriental con muy malas pulgas, que se debatía por una parte por su nada disimulado amor hacia el joven ayudante del profesor Beckenridge, y por otra parte con la firme voluntad de hacerse respetar como casera del hotel-restaurante que regentaba, heredado de su familia. Hay que destacar que en la edición en DVD a esta O.V.A. la acompañaban a modo de pequeños extras unos episodios cortos: “El planeta de Miss China” y “Miss China y sus copas de sake“.

Sólo por estos interesantes extras ya merecería sin duda llevar el nombre de “Edición especial“, tal y como fue lanzada Spirit of Wonder en nuestro país por parte de Selecta Vision, pero si la comparamos con otras ediciones que realmente sí que hacen honor a ese apelativo y que lamentablemente tan solo podemos encontrar en el mercado de importación, la verdad es que el término de “Edición especial” puede aquí sonrojar a más de uno.

A la derecha podemos ver la “Edición especial” lanzada en nuestro país (recordemos que anteriormente ya había sido lanzada simplemente en caja de plástico estándard, manteniendo también entonces el apelativo de “Edición especial”) y bajo estas líneas podemos ver una AUTÉNTICA Edición especial con mayúsculas. Creo que sobra cualquier comentario al respecto.

Spirit of Wonder es en definitiva una obra que yo personalmente recomiendo enormemente (por supuesto el delicioso manga original mucho antes que el discreto anime), en especial a quienes busquen alejarse bastante de a lo que nos tiene acostumbrados la industria del manganime durante estos últimos tiempos.

Se trata de una obra además que, pese a su ambientación nostálgica y aire “retro”, hace gala del suficiente desenfado y frescura como para no hacerla en absoluto fría o pretenciosa, defectos en los que a menudo suelen caer ciertas obras cuando se lo toman demasiado “en serio” al intentar recrear estas singulares ambientaciones de aventura y fantasía “a la antigua usanza” (véase Steamboy para más señas).

Spirit of Wonder nos ofrece con total frescura y desenfado unas historias que nos llegarán al corazón, sin grandes alardes ni artificios, limitándose a contarnos tan solo unas historias sencillas pero ingeniosas y cargadas de sentimiento, con todo el encanto que Kenji Tsuruta sabe imprimir siempre a sus contadas pero valiosísimas obras.

Publicado el 30 marzo 2010 en Spirit of Wonder y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. existe alguna pag donde pueda leer el manga pag por pag como en el Animextremist?

  2. Exquisita reseña. Sin duda se trata de una historia fuera de lo común en comparación a los mangas y animes tradicionales que ya pecan de repetitivos e insulsos.

    Aquí un punto y aparte: sabrás dónde puedo conseguir el manga para descargarlo? Me encantaría leerlo (en español) ya que los ovas uff me animaron bastante!

  3. Hola Miss Bathory.

    Me alegra saber que te ha gustado la reseña, pero debo decirte que el Staff de este blog acordó y anunció hace ya bastante tiempo que no pondría ni facilitaría enlaces de descarga de Mangas licenciados en Castellano que se vendan en los comercios de nuestro país. Spirit of Wonder lo puedes conseguir a través de la web de Ediciones Glénat.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s