RESEÑA – The Place Promised in Our Early Days

Las obras de Makoto Shinkai tienen un estilo y una personalidad propia tan marcada que resulta fácil identificarlas enseguida, al igual que sucede también con otros grandes realizadores como Mamoru Oshii o Satoshi Kon. Habrá como es lógico a quien le pueda costar “conectar” con su particular ritmo y narrativa, pues está claro que Shinkai, Oshii y Kon tienen en estas facetas estilos muy diferentes entre sí, pero no por ello son menos geniales cada uno a su manera, y no debería ser motivo de excusa para que el aficionado no les diera una oportunidad a todos y cada uno de sus magníficos trabajos.

La película que hoy me gustaría comentar es precisamente una de las mejores obras del gran Makoto Shinkai (autor de Voices of a Distant Star y, sobre todo, de la aclamada 5 Centimeters Per Second). Kumo no Mukou, Yakusoku no Basho (“The Place Promised in Our Early Days”, también conocida como “Beyond the Clouds, The Promised Place”), es el singular título de este largometraje que podríamos traducir también a nuestro idioma en el sentido de “El lugar al que prometimos ir en nuestros buenos tiempos”. Makoto Shinkai nos brinda en esta sensacional obra una interesantísima fusión entre una tierna historia sobre el descubrimiento del primer amor, el paso de la adolescencia al mundo adulto, la nostalgia por el pasado y todo ello además aderezado con un magnífico relato de Ciencia-Ficción en el que se trata la temática de los múltiples mundos paralelos situados en un mismo tiempo y espacio. La eterna disputa entre emplear esa poderosa fuente de poder con fines militares o simplemente para un noble fín particular como sería el recuperar a la persona amada será uno de los principales ejes argumentales del film.

En una primera parte introductoria (francamente deliciosa a nivel técnico y artístico) se nos presenta a los que serán los personajes principales en la interesante trama de la película: Hiroki Fujisawa y Takuya Shirakawa, dos compañeros de Secundaria que sueñan con poder alcanzar algún día la imponente torre construída sobre la antigua isla de Hokkaido, que se encontraría ahora en “territorio extranjero” (a manos de la llamada “Unión“) como consecuencia de la partición de Japón en dos zonas tras una resolución alternativa de la Segunda Guerra Mundial, quedando las islas al sur de la antigua Hokkaido bajo tutela norteamericana.

Los dos jóvenes protagonistas de esta historia nacieron en un Japón ya dividido, por lo que sentirán una especial fascinación tanto por adentrarse en lo que ahora es “territorio enemigo” como en especial por alcanzar la misteriosa y faraónica torre que se alza cerca de la frontera entre las dos facciones del país dividido. La singular torre, que se eleva hasta el cielo más allá de lo que la vista humana sería capaz de abarcar y que puede atisbarse incluso desde cientos de kilómetros de distancia, será un auténtico “personaje más” en esta apasionante historia, con una importancia crucial tanto a nivel estético en la puesta en escena de la misma como a nivel argumental, siendo el objetivo anhelado por muchos de los personajes del largometraje, aunque como suele ocurrir con motivaciones de lo más variadas entre sí.

Además de nuestros dos jóvenes estudiantes la historia tiene en Sayuri Sawatari al tercer y crucial vértice en el núcleo principal de la trama. Sayuri acompañará a los dos jóvenes en sus esfuerzos por lograr el fín de alcanzar la torre mediante un aeroplano preparado por ellos mismos. Veremos cómo al principio lo hará por simple curiosidad, pero poco a poco se irá interesando más y más por el alocado proyecto de sus compañeros hasta el punto de acabar siendo ella también partícipe del sueño conjunto de ambos por obtener esa ansiada meta. Aquí la importancia del factor psicológico ni que decir tiene que acabará siendo el motor fundamental de la historia, en especial cuando a partir de cierto suceso traumático la dirección de ésta cambie notablemente para mostrarnos toda la parte ya del desarrollo posterior de la trama y encaminarnos hacia su resolución final.

Como se trata en definitiva de un largometraje de hora y media de duración prefiero no desvelar ya más detalles sobre el argumento, para que así la capacidad de sorprendernos que tiene este magnífico film pueda ser disfrutada adecuadamente por quienes aún no hayan tenido el placer de visionarla. Se trata en mi opinión de una sensacional obra que merece ser disfrutada con detenimiento para así poder asimilar todo lo que ésta nos ofrece, que es mucho. Su puesta en escena, su fotografía, su música y el diseño de los personajes principales de la obra son desde mi punto de vista una auténtica maravilla. Tan solo a título personal habría deseado que hubiera habido quizá un mayor desarrollo de toda la primera parte introductoria de la trama (ya de por sí fabulosa en mi opinión) en detrimento de la parte final, que por su cierta previsibilidad la hace quizá no tan interesante como toda la parte inicial y central del film. Pero en definitiva estamos sin duda ante un largometraje de una calidad técnica y artística excelente, de esos que nadie a los que le guste el Anime de verdadera calidad debería perderse por nada del mundo.

Publicado el 20 abril 2010 en The Place Promised in... y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. me dijeron q “hoshi no koe” fue hecha con muy poco presupuesto y casi en su totalidad por shinkai el solo. este anime me dio una sensación
    a lo top nerae ! gunbuster (cuando lo veas sabrás a lo que me refiero) cuando ambos se comunicaba por los e mails a traves de su celulares.
    luego en 5 Centimeters Per Second vi lo mismo q lo anterior pero en un entorno no trillado como el estar peleando con seres interespaciales.
    ahora con esta vemos a un makoto s. con mas recursos.
    el largometraje aun no lo e visto pero si me lo recomiendas mucho lo buscare .
    ……… una torre que se alza muy alto dices?
    en el gundam doble 0 no solo hay una sino q 4 o 5 por todo el mundo y no llegan muy alto sino q hasta el espacio exterior en el anime te explican el porque d colosales construcciones .
    por las capturas que pones veo q shinkai sige siendo el mismo de siempre

  2. Bueno, en una primera versión sí que es cierto que Hoshi no Koe fue una obra enteramente hecha por él con su Apple únicamente (de hecho las voces de los dos personajes las ponían él mismo y su novia), pero luego tras su éxito fue ya muy arreglada, y si te fijas en los títulos de crédito verás que se ven bastantes más nombres que el suyo propio (y su obra ya contó además con un doblaje realizado por Seiyuus profesionales).

    Espero que te guste esta gran película. A mí de las tres obras mencionadas de Makoto Shinkai es sin duda la que más me gusta con diferencia, pues tanto Hoshi no Koe como 5 Centimeter per Second me gustaron menos de lo que esperaba, quizá por las altas espectativas que me había formado sobre ellas a raíz de los comentarios en numerosos sitios que había leído.

  3. jejej k razon tienes, yo me la vi ayer y debo admitir k tanto la trama como el dibujo me encantaron, yo vi primero 5 centimetros, luego la suya casera k bueno para ser echa por 1 sola persona tiene un gran merito y aunk no es una obra maetra merece el reconocimiento por el empeño puesto y bueno ya esta k decir es impresionante, trankila pero k te engancha al argumento y bueno con un finl no como el de 5centimetros o hosi no koe asi k de las tres me kedo con esta pero las otras tambien me gustaron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s