RESEÑA – La saga de las sirenas

Es curioso el tratamiento que algunos géneros presentan en el mundo del Manga y el Anime (y en general en cualquier producción japonesa) a diferencia de lo que estamos acostumbrados a ver en Occidente en lo relativo a productos supuestamente del mismo género. Si a este lado del mundo ya sabemos por ejemplo que hablar de “Terror” es equivalente por desgracia a violencia, sangre, vísceras, muerte y chillidos histéricos de “chicas florero” de notable dotación pectoral, en Japón en cambio es bien conocida su concepción del género radicalmente opuesta, con argumentos de lo más elaborados en los que la atmósfera recreada y la inquietud generada por sus diferentes elementos empleados son los auténticos pilares que sostienen la obra.

En películas de imagen real ya hemos ido viendo durante la última década ese estilo propio en numerosas producciones que cada vez más han ido llegando a nuestro mercado (las famosas películas del llamado “terror japonés”), avaladas por su buena aceptación popular al ser desde luego que un “soplo de aire fresco” a lo que los Occidentales estábamos por desgracia acostumbrados cuando pensábamos en dicho género. También por supuesto en el mundo del Manga y el Anime esa particular concepción del “Terror” ha quedado plasmada en una serie de notables obras que nos han dejado con muy buen sabor de boca.

Hoy me gustaría hablar aquí de una franquicia de lo más particular en la brillantísima trayectoria de Rumiko Takahashi, una genial autora que a parte de saborear las mieles del éxito con grandes series tremendamente populares (como Lamu, Maison Ikkoku, Ranma 1/2 o Inu Yasha) nos ha brindado también otras obras quizá menos conocidas por el gran público pero que han resultado ser tan interesantes o más que aquéllas en las que todos solemos pensar al oir su nombre. La obra en cuestión que hoy ocupa mi comentario es la conocida como “La saga de las sirenas“. Prefiero emplear esta denominación bastante más amplia que las habituales que solemos encontrar referidas tan solo a determinadas partes concretas de esta franquicia, como la conocida “Mermaid Forest“, que aún siendo un excelente cortometraje en formato O.V.A. no deja de ser tan solo una de las diversas historias que componen toda la saga.

Rumiko comenzó a publicar estas historias en el lejano año 1984, recopilándose la saga en tan solo tres volúmenes (realmente pocos, si los comparamos con sus otras obras más conocidas). Dos de las historias fueron adaptadas al Anime en 1991 y 1993: Mermaid Forest y Mermaid’s Scar, respectivamente. Años después se realizó una serie corta de 13 episodios que adaptaba casi todo el Manga original, salvo la última historia, que cerraba la saga y que aún permanece inédita en formato Anime. Al ser aquella serie de T.V. una adaptación de prácticamente todas las historias del Manga (salvo la excepción comentada), dicho Anime llevó la denominación de Mermaid Saga. Ahora comentaré con más detalle cada una de estas adaptaciones por orden cronológico, pues a menudo suele haber algo de confusión entre los aficionados que se inician por vez primera en esta saga por no saber muy bien por dónde empezar.

Como decía la primera obra adaptada al Anime fue Mermaid Forest (“El bosque de la sirena”), realizándose en 1991 una O.V.A. de un único episodio pero de larga duración (56 minutos) y con una calidad ciertamente extraordinaria. La O.V.A. fue realizada por el Studio Pierrot (conocido hoy en día por obras tan populares como Naruto o Bleach), que ya había realizado la adaptación al Anime (junto al Studio DEEN) de una de las obras clave en la trayectoria de Rumiko como fue su súper éxito Urusei Yatsura (Lamu).

Mermaid Forest era originariamente la tercera historia del primer tomo recopilatorio del Manga, y sin duda una de las más memorables de toda la obra (si no la que más). Ya suele ocurrir cuando se decide adaptar de Manga a Anime una obra compuesta por una pluralidad de relatos que se empice en ocasiones directamente por el más destacado (por los riesgos que conlleva en definitiva la inversión económica a realizar para sacar un Anime). En el caso de Mermaid Forest la elección estuvo sin duda más que justificada, y sirvió también como suele suceder en estos casos para tantear la respuesta del público de cara a sacar posteriormente nuevas adaptaciones al Anime de la obra original (más tratándose de una obra como ésta, estructurada en episodios bastante independientes entre sí aunque con unos protagonistas comunes).

En Mermaid Forest conocíamos a los protagonistas principales de la saga: por una parte Mana, una preciosa muchacha aparentemente de 15 años y con maneras de “señorita de buena familia”, y por otro lado Yuta, un joven también aparentemente de similar edad pero con bastante más experiencia en la vida y que acompañaba a Mana protegiéndola de los numerosas situaciones peligrosas en las que a menudo se veían envueltos ambos. Durante la historia conoceríamos que tanto Mana como Yota comieron en el pasado un trozo de carne de sirena, que según la leyenda concedía la vida eterna a aquellos que la probaran. En su caso particular efectivamente fue así, pero veremos que la gran mayoría de los que en un momento dado se arriesgaron a comer dicha carne sufrieron en cambio monstruosas transformaciones, muriendo casi todos ellos entre grandes sufrimientos. En la historia de Mermaid Forest conocíamos a una de aquellas personas que a raíz de probar carne de sirena había sufrido una transformación monstruosa, aunque tan solo parcialmente. Tras conocer a Yuta y Mana, verá en la joven la posibilidad de escapar a sus sufrimientos planeando hacerse ni más ni menos que con el cuerpo de Mana: joven, hermoso e inmortal.

Mermaid Forest es un cortometraje de excelente factura a todos los niveles: tanto visual como argumentalmente, así como en su diseño de personajes o en su gran apartado músical (obra del genial Kenji Kawai). Los contados momentos de acción están muy bien dosificados y lo principal ante todo es la intriga en el desarrollo y resolución de la elaborada trama de la obra, en la que sus personajes esconden mucho más de lo que puede parecer a simple vista. Una obra sin duda de lo más recomendable y en mi opinión de las mejores que yo he visto en su formato. Toda la obra estaba impregnada de un encanto especial, en el que la atmósfera recreada, los intensos momentos de acción (de lo más crudos e impactantes) y la sensualidad de la que hacía gala en algunas ocasiones puntuales sin duda la hacían del todo inolvidable para el espectador más exigente.

Tras el relativo éxito de Mermaid Forest, en 1993 se decidió adaptar al Anime otro de los destacados relatos de sirenas de Rumiko, siendo en esta ocasión el prestigioso estudio Madhouse el encargado de ello. Al igual que en la anterior adaptación se optaría por una O.V.A. de un único episodio de larga duración (46 minutos en esta ocasión), que fue llamada Mermaid’s Scar (“Cicatriz de sirena”).

De nuevo veíamos a nuestros protagonistas Mana y Yuta enfrentarse a una nueva e intrigante aventura con elementos de terror, encarnado en este caso en la figura de un niño de aparente corta edad en su tortuosa relación con su no menos inquietante madre. A pesar de contar con un renovado aspecto visual (de estilo más moderno que la anterior, lo cual no siempre quiere decir que sea mejor), una buena puesta en escena y un buen argumento de fondo, lo cierto es que ni su desarrollo ni su ritmo (bastante irregular), así como en general el acabado final de la obra no estuvieron ni mucho menos al nivel de Mermaid Forest. De todos modos se trata igualmente de un cortometraje bastante interesante y que merece la pena ser disfrutado, aunque como digo quede lejos de la excelencia del anterior.

Y por último tendríamos la serie de T.V. realizada bastantes años después de la última adaptación (nada menos que una década después), realizada por los estudios TMS Entertainment y Prime Direction en el año 2003. Podríamos decir que se trataba de una ambiciosa producción que intentaba abarcar casi en su totalidad el Manga de Rumiko, con 13 episodios que adaptaban al formato Anime las diversas historias de la obra original (incluyendo las dos historias previamente animadas en los 90, que se rehicieron también con el estilo de la nueva serie, quedando insertadas ahora como capítulos dobles dentro de la misma). Tan solo quedaba inédita como he mencinado al principio la historia que servía como conclusión de la saga, obviamente no adaptada por si decidían después prolongar la serie en función de los resultados obtenidos. Lo cierto es que la respuesta fue bastante discreta, y aún tratándose de una serie corta de 13 episodios tan solo 11 fueron emitidos por T.V., quedando los dos últimos directamente para su distribución en vídeo cuando fueron lanzados los demás.

No cabe duda que a nivel técnico la serie no es que brillara excesivamente, ni su diseño de personajes resultaba ya tan atractivo como el que llegó a lucir en las anteriores adaptaciones a comienzos de los años 90, pero fuera de las siempre odiosas comparaciones en su conjunto se trataba de una serie muy aceptable, cuyo principal interés para quien ya conociera previamente la obra (bien del Manga original o bien de las dos O.V.A.s adaptadas con anterioridad) era sin duda ver el resto de historias que permanecían hasta entonces inéditas fuera de las dos que habían sido llevadas al formato Anime. Entre ellas hay particularmente dos que a mí me parecieron de lo más interesantes y bien manejadas, como la historia del poblado de los pescadores (episodios 3 y 4) y la historia de la princesa de los huesos (episodio 7). También por último destacaría de esta irregular serie los dos magníficos temas vocales con los que contó (para su Opening y su Ending), una auténtica delicia que merecían la pena escuchase por sí mismos fuera ya incluso de la propia serie a la que pertenecían.

La saga de las sirenas es en definitiva una obra que en general recomiendo a todos aquellos que busquen algo bastante alejado de lo habitual, en especial para quienes gusten de historias más oscuras y adultas de lo que solemos encontrar normalmente en las parrillas televisivas. La intriga y los argumentos inquietantes que presiden todas estas historias de Rumiko nos harán disfrutar tanto como otras obras que podríamos situar también en una línea similar, como Vampire Princess Miyu o Jigoku Shoujo (Hell Girl), aunque cada una de ellas claro está dentro de su propio y marcado estilo propio.

Decir por último que tanto el Manga como el Anime basado en La saga de las sirenas ha sido publicado en castellano, En cuanto al Manga en un primer momento pudimos disfrutar tan solo de la historia de El bosque de la sirena (editada por Planeta-DeAgostini en 1997) y después veríamos ya una magnífica edición en tres volúmenes bautizada como Cuentos de sirenas (publicada por Larp el pasado año). En cuanto al Anime basado en la obra, tenemos por una parte Mermaid Forest (Manga Films, dentro del ciclo “El mundo de Rumiko”), Mermaid Scar (Otaku Vision / Selecta Vision) y Mermaid Saga (Jonu Media, en una buena edición pero con un doblaje bastante olvidable), las dos primeras en formato VHS y la última en DVD, siendo ésta la más sencilla lógicamente de encontar aún. Para quienes no tuvieron ocasión de disfrutar en su momento de las que fueron lanzadas en VHS esperemos que algún día puedan verse reeditadas en formato digital: DVD o, ya puestos a pedir, por qué no en Blu-Ray, pues esta saga bien lo merece.

Publicado el 13 mayo 2010 en La saga de las sirenas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. mmm! interesante!

  2. de verdad que rumiko takahashi es una gran mangaka ademas de la serie de tv de ranma 1/2 le eche un vistazo a las aventuras de la extraterrestre lum. después a inuyasha. por hay supe de una serie de tvq hizo a inicios de esta década creo pero no se como se llamaba.
    esta ova y serie de tv que mencionas pues de verdad que no la conocía de nada.
    ahora me ocupo de una recomendación tuya, pero, como dice magrat por lo interesante que suena tal vez me anime a ver algo , seguro el ova antiguo por cuestiones de tiempo .

  3. Yo hace poco vi los 13 capítulos y me encanto, es más me hubiese gustado que Rumiko la continuara porque en mi opinión tiene trama y tema a la vez, pero supongo que lo dejará hasta ahí, aun asi seguire soñando con la continuación y que les paso 😉

  4. Ojalá ella escribiera alguna nueva historia perteneciente a esta gran saga (por mí no haría falta que fuera ni siquiera una nueva serie de T.V., sino que con alguna OVA suelta o película corta yo ya me conformaba), pero sabiendo cómo es Rumiko dudo bastante que la continúe. Es una obra que como otras suyas tuvo su momento y ahí quedaron, sin vocación siquiera de darles un final cerrado dado su propio estilo personal (lo cual tiene lógicamente sus ventajas e inconvenientes, pues si bien deja a los fans con una cierta sensación agridulce también puede retomarlas cuando ella lo desee).

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s