GRANDES AUTORES – Satoshi Kon

Iniciamos con éste una serie de artículos dedicados a destacar a algunos de los más grandes artistas surgidos del mundo del Manga y el Anime a lo largo de su fructífera historia. Como no podía ser de otra manera, nuestro primer artículo de esta serie va a estar dedicado a la figura inconmensurable del gran Satoshi Kon, recientemente fallecido. En su honor va dedicado este especial: a la persona, al artista y muy especialmente al legado que nos deja, una obra corta pero absolutamente genial.

Satoshi Kon nació el 12 de Octubre de 1963 en la localidad japonesa de Kushiro (en la isla de Hokkaido). Su trayectoria profesional estuvo en sus inicios ligada a todo un mito de la industria como Katsuhiro Otomo, con el que participó en alguno de sus más conocidos trabajos como el Manga World Apartment Horror, o los Animes Roujin Z y Memories. Gracias a su destacada labor realizada en estas obras auspiciadas por Otomo, Satoshi Kon se acabaría labrando un nombre en la industria con el que pudo dar el salto al terreno de la dirección de Anime. De la mano del prestigioso estudio Madhouse firmó sus mejores obras a partir de entonces: Perfect Blue, Millenium Actress, Tokyo Godfathers, Paranoia Agent y Paprika, quedando la que iba a ser su nueva película (The Dream Machine) inacabada por motivo del repentino deterioro de su salud, causado por un cáncer de páncreas que ha acabado provocando su fallecimiento a la temprana edad de 46 años.

Repasaremos a partir de aquí, en orden cronológico, los grandes trabajos que nos ha dejado este irrepetible artista como legado para todos los fans del Manga y el Anime de calidad:

KAIKISEN (REGRESO AL MAR)

La primera gran obra de Satoshi Kon, en la que firmaba íntegramente tanto dibujo como guión. Fue publicada por Kodansha en el año 1990, y se trataba de un trabajo absolutamente maravilloso que ningún amante del Manga de calidad debería perderse. En un solo volumen de 243 páginas, Satoshi Kon nos cuenta la fantástica historia de un joven durante sus vacaciones en su localidad natal, un bello paraje costero con una singular tradición: la creencia muy arraigada entre sus habitantes que una sirena habita en sus proximidades y proteje el lugar, al ser éste el sitio elejido por ella para depositar sus huevos. La obra tratará notablemente sobre el conflicto entre tradición y modernidad, y también sobre los típicos desencuentros entre generaciones, pero también sobre el amor y la amistad, la fantasía y la realidad. Una obra absolutamente genial en definitiva.

ROUJIN Z

Tras el éxito de Akira en 1988, Katsuhiro Otomo se involucró a partir de los años siguientes en otros proyectos también francamente interesantes (como Roujin Z en 1991, o unos años después Memories, en 1995) pero sin lugar a dudas se trataba ya de trabajos de menor envergadura en comparación con su magna obra, Akira. Y es que hay que tener presente no tan solo el trabajo vertido en la creación de la mítica película, sino en el extenso y excelente Manga que la precedió, que lo mantuvo ocupado durante largos años. De ahí que a una gran película como Roujin Z se la tenga a menudo como un “trabajo menor” en la trayectoria del genial artista, y más habiendo salido directamente en formato O.V.A., además de no ocuparse él mismo de su dirección (que corrió a cargo de Hiroyuki Kitakubo), sino del guión y de los diseños mecánicos, aunque no cabe duda que el espíritu de Otomo impregnaba de manera visible toda la película, como notará claramente desde el primer momento cualquier conocedor de su obra. Satoshi Kon se encargaría de la dirección artística de esta fantasía moderna sobre temas tan aparentemente dispares como el mundo de la robótica, la tercera edad y el cuidado de nuestros mayores.

WORLD APARTMENT HORROR

Recorriendo un curioso camino inverso al que en ocasiones vemos de: 1 – Manga de éxito, 2 – Anime basado en el mismo, 3 – Live Action para sacar aún más partido a la franquicia, World Apartment Horror fue un proyecto de Katsuhiro Otomo directamente en forma de película de imagen real (dirigido además por él mismo), que luego contaría con una adaptación al Manga que le sería encargada a Satoshi Kon, con guión de Keiko Nobumoto y del propio Otomo. La obra narraba las disparatadas peripecias de un Yakuza en sus intentos por desalojar a un grupo de inmigrantes ilegales de un local para así poder venderlo, un argumento que si bien nos puede resultar de lo más trillado cobraba un especial interes por el humor y el estilo propio que Katsuhiro Otomo sabía otorgarle a la obra.

HASHIRE MEROS! (EL HÉROE LEGENDARIO / RUN MELOS!)

Un largometraje de la Toei del año 1992 en el que Satoshi Kon intervino en tareas de diseño artístico. La historia estaba ambientada en la Antigüedad, en la época de la Magna Grecia (que era como conocían los griegos a los territorios del Sur de la Península Itálica colonizados), y narraba las aventuras del joven Melos, originario de Messina que en su visita a la localidad siciliana de Siracusa para comprar una espada como obsequio para la ceremonia nupcial de su hermana era apresado injustamente y condenado a muerte por el soberano del lugar. El Rey tan solo aceptará la petición de Melos de poder acudir a la ceremonia a la que se le esperaba para entregar su regalo a cambio de que el joven encuentre a un substituto para su castigo, hallándolo en quien le forjó la espada. Melos deberá apresurarse a partir de entonces en volver antes que transcurra el plazo máximo dispuesto por el Rey, para que así su benefactor no sea ejecutado en su lugar.

PATLABOR 2: THE MOVIE

Kon participó también en sus comienzos en un film mítico en la historia del Anime como fue la segunda película de Patlabor (Patlabor 2: The Movie, del año 1992), toda una superproducción en su momento que involucró a un buen número de estudios de animación para intentar alcanzar el nivel de calidad más alto posible que podía conseguirse en aquél momento. En aquella notoria película Satoshi Kon se encargaría junto con otros artistas del diseño de las escenas del film. Si el primer largometraje de las aventuras de Noa Izumi y compañía ya había puesto el listón muy alto a nivel de calidad (siendo una película de lo más recomendable, aún para quien no sea un especial seguidor del género de los Mechas, o ni siquiera de la propia serie de Patlabor en sus otros formatos), la segunda película brilló en el apartado técnico como nunca antes se había visto alguna, siendo todo un referente hasta que dos años después la propia Production I.G. se superara a sí misma con la rompedora Ghost in the Shell.

JOJO’S BIZARRE ADVENTURE

Una serie de 13 O.V.A.s de larga duración (de 40 minutos por episodio) realizada por el Studio A.P.P.P. en el año 1993, adaptando un popular Manga de Hiroiko Araki (con nada menos que 80 tomos recopilatorios) y que después vería también una nueva película (Phantom Blood) realizada en el reciente año 2007, y un spin-off en formato Manga llamado Steel Ball Run a partir del año 2004. La historia narraba las peligrosas andanzas de un estudiante de Secundaria llamado Kujo Jotaro, en sus numerosos enfrentamientos contra toda clase de peligrosos adversarios, algunos de ellos de lo más pintorescos y fantasiosos. Satoshi Kon dirigiría y se encargaría de la dirección artística del quinto episodio de la serie de O.V.A.s.

MEMORIES

El proyecto de Memories (1995), encabezado por el genial Katsuhiro Otomo, fue sin duda una original apuesta que nos ofrecía tres historias muy diferentes entre sí, visual y narrativamente hablando, todo ello en una sola película, siendo todo un deleite para los sentidos. El propio Otomo, a pesar de poder ya “vivir de rentas” después del mega-éxito que supuso Akira a nivel mundial, se encargaría de dirigir la tercera (y más extraña) historia que cerraba la película. Aún así la primera historia, titulada con el bello nombre de Magnetic Rose, se erigía sin duda como la mejor de las tres que componian el film, y además a todos los niveles. Esta obra de arte animada contó con el magnífico guión escrito por Satoshi Kon, además de su impecable trabajo en la dirección artística, precisamente dos de los más brillantes apartados en los que destacaba este episodio junto con la música de Yoko Kanno, absolutamente deliciosa.

En este “cortometraje dentro de un largometraje”, Kon exhibía ya algunos de los rasgos más característicos que veríamos en sus posteriores trabajos, como la importancia fundamental de la psicología de los personajes, con sus miedos e inquietudes más celosamente guardados, además de las ambientaciones oscuras, recargadas y casi asfixiantes que acaban siendo un personaje más de la trama. La combinación de un relato de Ciencia-ficción con un drama psicológico y una historia de fantasmas hicieron de Magnetic Rose una pequeña joya de la animación que nadie debería perderse. Todo el proyecto de Memories en general tiene ese aura especial que sólo logran alcanzar algunas películas verdaderamente únicas, diferentes, que se atreven a experimentar y que en definitiva las hacen absolutamente inolvidables (aunque no precisamente las más taquilleras, por desgracia).

Y a partir de aquí vendrían ya las grandes obras de Satoshi Kon en su etapa como creativo principal en los proyectos que capitaneó como director:

P E R F E C T    B L U E

En 1997 asistiríamos al debut de Satoshi Kon como director con uno de sus mejores trabajos (si no el mejor) en toda su trayectoria: Perfect Blue, del Studio Madhouse (con el que Kon trabajaría ya siempre a partir de entonces para el resto de sus obras). Perfect Blue es un excelente Thriller psicológico a la altura de las mejores producciones del género (incluso en cine de imagen real). De hecho recuerdo aún perfectamente cuando asistí a su estreno en una sala de cine de mi ciudad, y cómo al poco rato mi impresión era no de estar viendo una película de animación, sino una película convencional con actores de carne y hueso, por la calidad excepcional de toda la obra, por su genial ambientación, por su diseño realista de personajes y sobre todo por una trama absolutamente inmersiva que hacía que te olvidaras de todo cuanto sucedía en esos momentos más allá de la pantalla.

La película narraba los duros comienzos de la joven ex-idol Mima Kirigoe (interpretada por la gran Junko Iwao) en su nueva carrera profesional como actriz. La visión idílica del pasado de Mima, en la cima de su popularidad como componente del grupo musical adolescente CHAM, perseguirá como un fantasma a la nueva Mima en su nueva trayectoria artística lejos ya del mundo de las Idols juveniles, y tras una serie de inquietantes sucesos parecerá obvio que alguien no está dispuesto a que Mima pase página en su propia vida y deje definitivamente enterrada ya la imagen de la Idol que tanto encandiló a su devoto público. Obviamente la película era, a parte de un excelente Thriller psicológico como ya he comentado, una feroz crítica al mundo de las Idols japonesas. Pero no a ellas, sino al propio sistema en sí que las encumbra y las deshecha al poco tiempo, en cuanto consigue nuevas candidatas idóneas para reemplazar a las antiguas, y poder así seguir satisfaciendo la demanda del público más insaciable de nuevos talentos que adorar, a menudo hasta extremos enfermizos tal y como se ve perfectamente en este film. Sin duda toda una obra de referencia inprescindible en el género del terror psicológico.

M I L L E N I U M    A C T R E S S

En el año 2001 Satoshi Kon presentaba uno de sus largometrajes más personales, en el que desempeñaba las tareas de director, guionista y diseñador de personajes. Se trataba de la recreación de la vida del personaje ficticio de Chiyoko Fujiwara, una afamada actriz japonesa que relataba en una entrevista sus recuerdos en la profesión, desde sus inicios hasta sus últimos trabajos. La película combinaba todos esos recuerdos (a veces de forma vertiginosa) con escenas de la propia vida real de la actriz, que se encontraba actualmente retirada y disfrutando de un merecido descanso, ya en el ocaso de su vida.

La película manejaba ambas facetas de la vida de Chiyoko (la parte de ficción correspondiente a sus películas y algunos pasajes importantes de su vida real) de una forma deliberadamente compleja y en ocasiones hasta confusa para el espectador, queriendo transmitir la idea que ambas facetas acababan en cierto modo solapándose y no podían entenderse la una sin la otra, de lo mucho que había influenciado en la propia vida de Chiyoko su trabajo como actriz por todos sus papeles interpretados. Se trató de un film ampliamente premiado y reconocido por la crítica, pero debido a su complejidad e inaccesibilidad para según qué tipo de público no ha sido desde luego una de las obras más populares de Kon en su brillante trayectoria.

T O K Y O    G O D F A T H E R S

Dos años después de su anterior trabajo, Satoshi Kon estrenaba en el 2003 la película Tokyo Godfathers, otro de sus largometrajes más personales y quizá el más alejado de sus registros habituales. De hecho la película se trataba de un “remake” del clásico de John Ford “Los tres padrinos”, de la que ya se habían realizado en otras ocasiones nuevas versiones tanto para cine como para televisión.

En la versión de Kon tenemos a tres pintorescos personajes marginales de Tokyo como “padrinos” de una pequeña a la que encuentran mientras buscan entre la basura algo de valor en vísperas de Navidad. Por una parte tenemos a Gin, un vagabundo alcohólico, por otra a Hana, una antigua Drag-Queen, y finalmente a Miyuki, una joven sin rumbo acostumbrada también a la dura vida en las calles de la gran ciudad. Los tres verán al bebé que han encontrado como un auténtico regalo del cielo y se encargarán de encontrar por todos los medios a la madre de la pequeña, precisamente en unas fechas tan señaladas como aquéllas. Sin duda el trabajo más delicado y sentimental en la trayectoria de Satoshi Kon, lejos de sus característicos registros más oscuros e inquietantes.


P A R A N O I A    A G E N T

La única serie de T.V. de Satoshi Kon, siendo el director de todos sus episodios. Kon también se encargaría personalmente del guión de 3 de los 13 episodios que compondrían la serie en total. Se trataba de una obra algo inclasificable, que destacaba sobre todo por sus originales planetamientos y puesta en escena (algo “marca de la casa” en la trayectoria de Satoshi Kon). En la obra asistíamos a las diversas historias de una serie de personajes entre los que destacaba la inquietante presencia de un misterioso jovencito armado con un bate dorado de baseball, que atacaba sin piedad a sus víctimas en la gran ciudad. Dos detectives se encargaban a partir de entonces de intentar sacar a la luz todo lo que se ocultaba tras esas singulares agresiones urbanas.

La obra no estaba pensada desde luego para todos los públicos, manejando elementos como el terror psicológico, la crítica social, el humor negro o en ocasiones hasta una excesiva violencia gráfica, lo que la ha hecho pasar a menudo bastante desapercibida cuando ha sido emitida por televisión, quedando relegada por dichos motivos a horarios intempestivos. Y ello a pesar de llevar la vitola de “obra de culto” al poco tiempo de su lanzamiento en el año 2004, y haberse convertido sin duda en todo un referente en producciones posteriores (y no sólo en el mundo de la Animación).

P A P R I K A

Se trata del último trabajo de Satoshi Kon hasta la fecha, en el que se encargó una vez más a parte de la dirección también del guión y del diseño de escenarios (esta vez junto con Seishi Minakami). Este largometraje del año 2006 narraba las fascinantes aventuras de Atsuko Chiba (Paprika, una “detective de los sueños”), capaz de introducirse en la psique de los personajes de la obra. Para interpretar a la protagonista de la historia el film contó nada menos que con la “Reina” de las Seiyuus: Megumi Hayashibara (Ranma-chica, Rei Ayanami, Ai Amano, Faye Valentine, Lina Inverse… ), idónea como bien es sabido para encarnar todo tipo de personajes de fuerte carácter y con múltiples facetas en su personalidad, siendo capaz de adaptarse incluso a diferentes identidades según requerimientos del guión, por lo que nadie como ella para interpretar de forma convincente a Atsuko y su “alter ego” Paprika.

Paprika es un film realmente magnífico que, a pesar de mantener al 100% el estilo de Kon a lo largo de su trayectoria (con la importancia casi obsesiva de la psicología de los personajes, en especial sus miedos internos y las ambientaciones recargadas y asfixiantes), resulta deliciosa y extrañamente mucho más accesible para todo tipo de públicos que cualquiera de sus obras anteriores, en especial si la comparamos con trabajos tan complejos de “digerir” por el espectador medio como la controvertida Millenium Actress. En mi opinión ésto no se debería más que a un lógico y “natural” proceso de perfeccionamiento en el propio estilo del autor, a lo largo ya de una destacada trayectoria. En Paprika encontramos sin duda elementos muy destacados y claramente reconocibles de sus anteriores trabajos, pero en esta ocasión refinados y pulidos al máximo, dando como resultado una película fresca, ágil en la narrativa, fascinante en lo visual, inquietante como siempre en los trabajos de Kon y, ante todo, magníficamente dirigida. Decir por último que esta gran película (así como toda la obra en general de Kon) ha servido de fuente de inspiración de importantes realizadores de nuestros días, como Christopher Nolan, que ha admitido abiertamente su influencia directa en su reciente film “Origen“.

T H E    D R E A M    M A C H I N E

Y como cierre de este artículo especial mencionaremos finalmente el último proyecto en el que Satoshi Kon estuvo involucrado: The Dream Machine, una nueva película de Madhouse cuyo lanzamiento estaba previsto para el año 2011 y que parte de la curiosa premisa de ser una “Road Movie” protagonizada exclusivamente por robots, habiendo sido catalogada por la propia productora como un producto pensado para un público “algo más joven del habitual” del que por lo general suele interesarse en las obras de Satoshi Kon. Como el proyecto ya estaba bastante avanzado la obra será concluída a pesar de todo por el estudio, aún con la ausencia de Kon, pero al menos los fans podremos disfrutar de su último legado. Esperemos que se respete en lo posible por parte de sus continuadores el espíritu original que Satoshi Kon querría otorgarle a esta obra.

Descanse en paz la persona, y que viva para siempre en nuestros recuerdos el artista y su magnífica obra.

Publicado el 1 septiembre 2010 en Grandes autores y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Permiteme el comentario: resulta que conocí a este grandioso autor, a través de un conocido que me dejó el Shonen Mangazine que publicaron por aquí y que paradojicamente sale una historia corta de Satoshi Kon (es un matrimonio que en fechas de Navidad, está cruzando por momentos muy difíciles, él para sacar un poco de dinero, se disfraza de Papa Noel, y se encuentra a una niña pequeña … que quiere ayudar …).
    A lo mejor te suena, por que después de este par de páginas (no era muy extensa la historia) me dejó, este conocido que te digo, Regreso al Mar.
    Si puedes enterarte y comentarla también, pues mira.
    P.D: Me dejó un par de días un poco triste su pérdida.

  2. Gracias por el comentario, Zinian. Buscaré esa historia corta que comentas, pues obviamente me interesa bastante.

    Mira que tengo (salvo el esquivo nº 19, que no hay manera de encontrarlo) toda la colección de las Shonen Mangazine que salieron, incluídos sus números especiales, y no sabía de la existencia de esa pequeña historia de Kon publicada. Ahora razón de más para darles un buen repaso a todos esos números que tengo medio olvidados en una de mis estanterías. Un saludo.

  3. Me acaban de chivar que está en el número 18 y se llama: Campanilla de Navidad.
    Espero que te sea de ayuda, por que he tenido que casi vender el alma … XDDDD.

  4. Gracias por el dato, Zinian, pero no sabes el chasco me he llevado cuando he ido a comprobar qué número me faltaba de las Shonen Mangazine y he visto que no era el 19 como creía, sino precisamente el 18. Ya decía yo que no recordaba haber visto esa historia corta, pues aunque hubiera sido de tan solo un par de páginas sin duda me habría llamado la atención al ver el reconocible estilo de Satoshi Kon. En fín, a ver si en el próximo Salón del Manga tengo suerte y lo encuentro por ahí perdido, en uno de esos puestos que ponen material antiguo de segunda mano, pues a veces veo algunas Shonen Magazines sueltas. Gracias de todos modos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s