Las cinco enmiendas de RANKO Magazine

Suele decirse a menudo que Internet es un sitio idóneo donde poder expresar libremente nuestras ideas y opiniones, y un blog es precisamente uno de los mejores medios que nos ofrece la red para poder compartirlos, nos gusten más o nos gusten menos, pero siempre por supuesto con el debido respeto a la hora de transmitir la información. En alguna ocasión en esta revista habréis podido leer que aquí damos total libertad a nuestros redactores para expresarse como deseen y sobre las obras y autores que deseen, así como por supuesto estamos encantados de recibir con los brazos abiertos los comentarios que nuestros lectores deseen hacernos llegar sobre los artículos aquí publicados, expresándose con total libertad tanto si les gustan como si no.

Pero como suele ocurrir, todo acaba teniendo siempre unos límites que a criterio de la Redacción de esta revista son del todo inadmisibles y que no permitiremos de ningún modo, y que serán de inexcusable cumplimiento tanto para nosotros mismos que escribimos en el blog como para quienes deseen comentar los artículos. Sabemos que cualquier tipo de censura es un mal endémico ligado siempre al mundo de la comunicación, y que ésta debe por tanto limitarse lo máximo posible en los medios, tan solo reservándola para los casos más extremos. Aquí limitaremos tan solo esa libertad (con mucho pesar por nuestra parte, que quede claro), cuando afecte a alguna de las llamadas “cinco enmiendas” de RANKO Magazine, que son las siguientes:

PRIMERA ENMIENDA
(conocida como “La enmienda pirata”)

En esta publicación no se permiten comentarios que defiendan o favorezcan el mundo de la piratería, en ninguno de sus posibles formatos o modalidades. Cualquier comentario publicado en el que se pidan o se citen links de descarga de Mangas, Animes, bandas sonoras o cualquier otro tipo de material que esté licenciado para su distribución en nuestro país será suprimido de inmediato. Sí se permitirá por supuesto hablar de la piratería “como tal”, en general, a la hora de debatir y reflexionar sobre ella, pero en ningún modo fomentarla ni hacer apología de ella de cualquier forma.

SEGUNDA ENMIENDA
(conocida como “La enmienda Hentai”)

En RANKO Magazine el Hentai como ya habréis podido comprobar no tiene cabida de ningún tipo. La razón es clara: hay tantísimos sitios web como foros temáticos, imageboards, blogs, etc. que ya se dedican a ello por completo y está tan sobresaturado el mercado de contenidos Hentai (que además no es que destaquen excesivamente por su buena calidad) que aquí preferimos obviarlo aún sin negar lógicamente su existencia, pues somos conscientes de su enorme peso específico en la industria, pero aquí simplemente lo obviamos y preferimos dedicarnos a otros muchos géneros que consideramos infinitamente más interesantes. No es tampoco por supuesto por una cuestión de “puritanismo”, de ningún modo, pues quienes nos conocen saben que no tenemos el menor reparo en leer o ver también alguna que otra obra Hentai y luego incluso debatir sobre ellas. En la revista veréis que en ocasiones podemos hablar de obras con un gran contenido erótico, o series que emplean el Ecchi a menudo como un pilar fundamental de la obra, pero lo que no trataremos aquí como decimos son obras Hentai en su definición más estricta. Ni las promocionaremos ni admitiremos tampoco comentarios en lo referente a obras de este género, pues éste no es simplemente el lugar para hacerlo.

TERCERA ENMIENDA
(conocida como “La enmienda Ghibli”)

Una publicación que se considere independiente y rigurosa debe informar siempre con la mayor objetividad posible sobre todos los temas que trate. Está claro que en definitiva detrás de cada artículo siempre hay una persona humana con sus propios gustos, preferencias y “adoraciones” particulares, pero también como es comprensible y natural con sus puntuales prejuicios (a veces no demasiado bien disimulados), cuando no ya directamente con sus propios “odios” encarnizados hacia ciertas obras, autores, personajes, géneros o temáticas. Todo ello resulta de lo más comprensible e innato en el ser humano, pero hay “algo” que saben los fans más puristas del manganime que se escapa de toda categorización “humana”, pues trasciende de ella y se aproxima más bien al plano divino, como es el sagrado e inviolable Studio Ghibli. Lo diremos a las claras: las obras del Studio Ghibli son tan absolutamente geniales y sobrepasan todas las escalas imaginables en las que se pretendieran valorarse que en RANKO Magazine no permitiremos jamás crítica negativa alguna hacia ellas, pues los “simples humanos” tan solo podemos limitarnos a adorar y ensalzar las incontables virtudes de algo que se mueve ya en el “plano divino” como son las obras de Ghibli (extendido también a las obras anteriores al estudio en las que participaran Hayao Miyazaki o Isao Takahata). Los singulares “métodos” que empleaba Torquemada, Al Capone o Stalin no son nada comparados con lo que sería nuestra ira desatada si viéramos el menor insulto o menosprecio dirigido al Studio Ghibli en esta publicación.

CUARTA ENMIENDA
(conocida como “La enmienda Toriyama”)

Esta publicación como sabéis trata sobre Manga y Anime en general en su sentido más amplio, abarcando todo tipo de obras, géneros, estilos y temáticas representadas en ellas. Pero como cualquier fan del manganime, nosotros también hemos tenido por supuesto una “base” y unos “cimientos” anclados para siempre en el fondo de nuestra experiencia, sobre lo que ha descansado todo lo demás que llegó después, y que jamás olvidaremos por cientos o miles de obras que leamos o veamos luego, pues fue en definitiva lo que nos convirtió en grandes amantes del manganime y que no fuera ésta una simple afición más. Uno de los pilares fundamentales de estos cimientos (si no el principal) en nuestra afición durante décadas es sin duda la inconmensurable obra de Akira Toriyama (Dragon Ball, Dr. Slump, diseñador de personajes de Dragon Quest, Chrono Trigger, etc.), y aunque sus inolvidables trabajos han sido a menudo criticados y denostados hasta traspasar a menudo el límite del respeto debido ya sólo por sus grandes logros (casi siempre motivado por tristes envidias), en esta publicación su figura está expresamente protegida y resguardada de cualquier tipo de ataque irracional sin sentido.

QUINTA ENMIENDA
(conocida como “La enmienda Kikuko”)

En RANKO Magazine no se permite crítica alguna ni menosprecio de ninguna clase hacia la divina seiyuu Kikuko Inoue, ni por extensión hacia ninguno de sus inolvidables personajes interpretados (la lista desde luego es larga: Belldandy, Mizuho Kazami, Kasumi Tendo, etc., todas ellas prototipos de la “adorabilidad” más extrema). Como la voz más dulce, bonita y sugerente que se ha podido disfrutar nunca en el mundo del Anime merece también la adoración incondicional de los miembros que componen esta publicación, por ese motivo no permitiremos aquí que sea deshonrada de ningún modo. Y como decimos ni ella ni ninguno de sus muchos personajes encarnados, aún en el caso que se tratara de villanas (pues alguna que otra también ha interpretado la genial Kikuko a lo largo de su extensa carrera como seiyuu).

Éstas son las cinco únicas salvedades que excepcionalmente podrán limitar aquí la total libertad de expresión que, por supuesto, será la norma general en cuanto a nuestros propios artículos publicados y los comentarios que a ellos se puedan hacer por parte de los lectores y lectoras de RANKO Magazine. En todo lo demás, la libertad en esta publicación será siempre absoluta.

Publicado el 9 octubre 2010 en Anuncios del blog y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. He visto un título Hentai en “Tesoros del anime”

  2. No sólo uno, sino hasta tres si te fijas bien: Urotsukidoji, Countdown y Bible Black. Y en los listados que tenemos también con el Manga y el Anime que se ha publicado en Castellano también se mencionan puntualmente algunas obras Hentai que han sido publicadas o editadas en Castellano, pues lo contrario sería negar como decía antes su existencia, cosa que como he remarcado no haremos, sino obviarlo sin más.

    Explico cómo debe entenderse esa “segunda enmienda” de nuestra publicación: Cuando se dice que “está tan sobresaturado el mercado de contenidos Hentai (que además no es que destaquen excesivamente por su buena calidad) que aquí preferimos obviarlo aún sin negar lógicamente su existencia”, a lo que nos estamos refiriendo con “obviarlo” es que no le dedicaremos ni reseñas ni artículos de opinión para hablar de obras Hentai, ni tampoco comentarios analizando las ediciones en DVD que salgan en Castellano sobre este tipo de obras, ni destacar los últimos lanzamientos o poner links de descarga en los que se pudieran bajar Mangas o Animes con contenido Hentai (lo cual por otra parte iría también en contra de nuestra “primera enmienda”, relativa a la piratería y las descargas ilegales). Otra cosa bastante diferente es el “citar” escuetamente la existencia de estas obras en un listado como el de Tesoros del Anime (pues esas tres obras concretas bien merecían figurar ahí por su calidad y/o popularidad en su momento), así como en los listados de Manga y Anime publicado en Castellano, pues entendemos que eso precisamente no sería ya obviarlos sino negar expresamente su existencia, lo cual reitero que no es nuestra intención.

    También por cierto en nuestro Hall of Fame de grandes autores se mencionan hasta a tres grandes exponentes del género Hentai, pero tan solo se cita a modo testimonial qué obras fueron sus trabajos más representativos, sin entrar a explicar siquiera de qué trataban. Lo que quisiera es que se entienda bien esa diferencia entre “obviar” y “negar la existencia” de este tipo de obras, pues nosotros lo que haremos es lo primero tan solo. La propia palabra “Hentai” no está vetada de ningún modo en esta revista (al igual que la palabra “Piratería”). Una cosa es que en nuestra publicación pueda citarse puntualmente en un momento dado o podamos hacer una referencia al simple título, autor o año de una obra Hentai, pero como he dicho antes otra cosa muy diferente es que le dediquemos reseñas, artículos de opinión u otra clase de comentarios en los que se tratara ya al detalle estas obras, lo cual no haremos, pues como digo las obviamos sin más (pero por supuesto sin negar su existencia, más allá de lo que sería una mera “cita puntual”).

  3. Creo poder violar directamente la tercera enmienda comentando que la película (…)
    —————————————————————————————————————————
    ESTE COMENTARIO HA SIDO PARCIALMENTE EDITADO POR NO AJUSTARSE A LAS NORMAS MÍNIMAS DE NUESTRA PUBLICACIÓN EN CUANTO A CONTENIDOS PERMITIDOS EN LOS COMENTARIOS DE RESPUESTA. DISCULPEN LAS MOLESTIAS.
    —————————————————————————————————————————

    (…) Dicho está.

  4. que interesante lo que dices, saga kun lo tuyo lo tocare mas abajo. primero lo de la piratería no me parece lo veo como algo exagerado lo de suprimir los posibles vínculos que uno pudiera poner, seria como tapar el sol con un dedo, ademas eso le podría restar visitas a ranko.
    lo segundo me parece bien, particularmente pienso que el hentai le hace mucha mala fama al anime y simplemente no debería existir.
    ahora me ocupare de ti saga kun., en mi opinión personal el nombre del mítico estudio recae mas en el nombre de hayaho miyasaki que en cualquier otro.
    yo también podría decir “no hablen mal de gainax pues es el grupo que hizo eva el mejor anime de todos los tiempos” pero es que gainax a sacado cada cosa….
    como a una tipa teniendo sexo con su novio a toda pantalla mientras por hay al lado esta un animal muerto de una manera brutal….
    —————————————————————————————————————————
    ESTE COMENTARIO HA SIDO PARCIALMENTE EDITADO POR NO AJUSTARSE A LAS NORMAS MÍNIMAS DE NUESTRA PUBLICACIÓN EN CUANTO A CONTENIDOS PERMITIDOS EN LOS COMENTARIOS DE RESPUESTA. DISCULPEN LAS MOLESTIAS.
    —————————————————————————————————————————
    en lo que es la cuarta enmienda pues no tengo mayor cosa q decir toriyama no es tan complejo o a veces controversial como un mamoru oshi Hideaki Anno , solo hay q ponerse frente a la pantalla y pasársela bien sin criticarle absolutamente nada.
    en lo ultimo estoy de acuerdo es una blasfemia hablar mal de la diosa,si tu que lees esto la tienes en mal concepto arrepiéntete de tu pecado, si la quieres bien por ti y si llevas la predica de su adoración alabado seas .
    sobre esto ultimo es que tampoco imagines cosas ecchi con ella , al menos con su interpretación con el mítico personaje .

  5. ¡Viva Franco! ¡Arriba España!

    ¿No es lo que se decía en la época de la censura?

  6. Como suele decirse, una cosa es la libertad y otra muy distinta es el “libertinaje”. Como también suele decirse, en una sociedad libre uno puede hacer lo que desee, pero en absoluto “lo que a uno le dé la real gana”. Si no nos rigéramos por unas normas de mínimos aún estaríamos en la época de las cavernas, sacudiéndonos con la garrota, y aún tendría razón quien simplemente berreara más fuerte.

    Las normas de mínimos aquí expuestas atañen a todos: tanto a quien ha creado esta revista como a sus colaboradores y a quienes deseen dejar sus comentarios de respuesta a los artículos publicados, no están pensadas “en contra de nadie” en absoluto. De hecho a nadie se le obliga a pasar su tiempo aquí. Hay miles de blogs sobre Manga y Anime donde elegir. Así que quien conociendo previamente el estilo y las normas mínimas de este blog decida venir aquí a sembrar acritud resultará como poco curioso y hasta insólito que elija esa manera de pasar el tiempo, cuando podría estar empleándolo mejor en muchos otros sitios más afines a sus gustos. Yo desde luego que no iría a la web del diario Sport a decir que el Real Madrid es el mejor equipo del mundo, por más que llevara mil argumentos a favor de mis tesis, pues sé que estaría simplemente perdiendo el tiempo porque sé dónde me estaría metiendo. A ciertas edades uno ya puede ser muchas cosas, pero ingenuo (por no decir otra cosa) desde luego que no.

    He de recordarle al Sr. Dark Saga que en, los comentarios sobre nuestros personajes femeninos favoritos, mientras uno se ha limitado a ensalzar las bondades de las suyas, otro en cambio ha optado por arremeter contra las del otro faltándoles al respeto en reiteradas ocasiones: tratándolas de estúpidas, burlándose de su acento local, llamando a una “puto maniquí” y otras lindezas por el estilo, culminando con llamar “cortita” a nada menos que la nº1 de mi ránking personal, único comentario ofensivo de todos ellos que ha sido censurado por atentar contra la 5ª enmienda aquí presentada. Del mismo modo que hubiera sucedido con su respectiva nº1 si yo hubiera optado por rebajarme al mismo nivel y hubiera recurrido a la ofensa personal en vez del empleo de una elegante y fina ironía como opté en mis respectivas respuestas. En el caso de la célebre profesora (que por cierto ejerce sin título, algo que no le reproché), ni que decir tiene que está también protegida por idéntica enmienda al tratarse de la misma Seiyuu, así que como puede verse estas normas de mínimos afectan a todos por igual y no defienden intereses concretos de nadie.

    Por último no me queda más que recomendar al Sr. Dark Saga que procure no comer tanta carne en su dieta habitual, para que así cuando decida comentar por aquí lo haga con mayor tranquilidad, relajo, y sobre todo con un mejor empleo del lenguaje, algo que por otra parte ya ha demostrado sobradamante saber utilizar de modo más civilizado y respetuoso en diversos de sus artículos aquí publicados.

  7. entiendo eso de la libertad y el libertinaje pues como ya sabes por las platicas es algo q yo trato de llevar a las practica , también así como tu me dijiste no es bueno exagerar y quedar como un sargento tampoco . recuerdo que guibli fue uno de los primeros estudios el cual fue pieza de discusión con un amigo mio aficionado al anime de España hace mas de 10 años.prometo por santa Tenma cumplir las enmiendas
    en fin , llevemos las cosas bien.
    ha saga san , no olvides la petición de mi otro reciente posteo .
    nos vemos.

  8. Lo que me gustaría es que se entendiera correctamente el sentido y la finalidad de estas enmiendas: en el caso por ejemplo del Studio Ghibli, aquí puede venir cualquier persona y decir libremente que no le gusta tal o cual de sus películas, que las considere incluso malas por A, B, o C motivos (siempre es conveniente y de agradecer que se argumenten nuestras opiniones), y esa opinión nunca será aquí censurada de ninguna manera, ni por la 3ª enmienda ni por nada del estilo. Lo que no se permite de ningún modo en esta revista es, por el inmenso respeto que le tenemos a este mítico estudio de animación y a sus principales genios creativos, que GRATUITAMENTE se venga a decir aquí que tal o cual película es “una basura”, “una mierda” y cosas así, y encima sin ni siquiera ofrecer un mínimo argumento sobre el que cimentar opiniones de ese calibre, que ya solo formalmente por su manera de exponerse caen por su propio peso y resultan inadmisibles por esa desagradable y vulgar manera de expresarse.

    Que a una obra como la que se había mencionado anteriormente se le pongan esos calificativos resulta ya no solo desagradable de leer, sino que además no tenían la menor base lógica. Yo podría entender que alguien pueda pensar que es “una basura” una obra habitualmente puntuada con notas de 3 o de 4 en los medios especializados, pues sería algo digamos que notorio, consensuado y públicamente admitido en el mundillo del Manganime, pero que arbitrariamente alguien le ponga esos calificativos a una obra por el simple hecho que a él en concreto no le ha gustado nada y en cambio se ve en sitios como Anime News Network que tiene una nota media de nada menos que 7’4 sobre 10 entonces está claro que no es más que una opinión aislada y que no se corresponde siquiera de lejos con lo que piensa la media de los espectadores sobre esa obra.

    Yo creo que a lo largo de la historia del Manganime hay obras que por desgracia merecen ciertamente esos apelativos de “basura” (y muchos otros peores), pero desde luego que no se encuentran entre el catálogo del Studio Ghibli (ni siquiera en sus trabajos menos logrados, que por supuesto también los tiene).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s