¿Y ésto qué pinta aquí?

Hay una cuestión relativa a los grandes eventos de Manga y Anime (siendo incluso extensible al mundo del Cómic en general) que por más que pasen los años no acabo nunca de asimilar del todo en cuanto a su razón de ser y su mera presencia en dichas convenciones. Me refiero a todo un heterogéneo conjunto de temas, modas y franquícias populares de los más diversos ámbitos que, sin tener la mayoría de las veces absolutamente nada que ver con el mundo del Manga o el Anime, consiguen a pesar de todo inmiscuirse y dejarse ver año tras año en lo que debería ser tan solo un punto de reunión y de celebración para los fans del manganime como es un evento temático de estas características.

Se trata de un fenómeno que, lejos de ir mitigándose, va incluso creciendo más y más con el paso del tiempo y ha adquirido ya una dimensión hasta preocupante, diría yo, por el total descontrol que hay sobre este tema en las grandes convenciones, que deberían estar volcadas por completo (repito, al menos “deberían”) sobre lo que es estrictamente el mundo del Manga y el Anime. Y ésto es algo que podemos ver no tan solo en los eventos más multitudinarios y esperados del año (como el reciente Salón del Manga de Barcelona), sino que ya viene siendo habitual en cualquier convención de estas características en cualquier gran ciudad española (Madrid, Valencia, Sevilla…) y también por supuesto “allende los mares” (como en la TNT, en la OtakuFest, etc.)

Como hay tantísimas clases de, digámoslo así entre comillas, “intrusismo” en este tipo de eventos (y que como digo no deja de ir en aumento año tras año, lejos de contenerse), voy a tratar de presentar mis opiniones al respecto de una forma lo más clara y ordenada posible, estableciendo distintos grupos temáticos sobre los que me gustaría hacer unos comentarios y reflexiones personales.

VIDEOJUEGOS

Que entre el mundo de los videojuegos y el del manganime existe a menudo una estrecha vinculación es algo que hasta los más iniciados conocen a la perfección. Lógicamente toda la industria nipona creadora de videojuegos se respalda en el propio estilo innato de sus artistas, y es natural que los diseños de personajes de muchos videojuegos japoneses (en especial juegos de rol, de aventura, de acción en general y de lucha en particular) sean tan cercanos al mundo del manganime.

Grandes artistas como Akira Toriyama (en la saga de Dragon Quest o en Chrono Trigger), Kosuke Fujishima (en la saga de Tales of… o en la de Sakura Taisen/Sakura Wars) y muchos otros han colaborado directamente en el diseño de personajes de muchos videojuegos de éxito, y otros grandes éxitos como las sagas de Final Fantasy, Shin Megami Tensei o Dead or Alive tienen un diseño de personajes (y hasta la propia concepción argumental y el desarrollo mismo del juego) que podrían ser fácilmente trasladables a un Manga o Anime convencional (como en tantas ocasiones luego así sucede, en especial con la adaptación de las conocidísimas Visual Novels japonesas).

Pues bien, hasta aquí todo perfecto, ninguna pega al respecto. El problema viene cuando uno se encuentra cada año en estos eventos, no ya con la ingente cantidad de merchandising sobre franquicias populares como Final Fantasy y otras de las antes mencionadas, pues como digo tienen sus estrechos vínculos con el mundo del manganime y han tenido incluso adaptaciones directas en forma de Mangas y Animes basados en esas obras (hasta de Super Mario se han hecho series de T.V. y de Zelda diversos Mangas), sino refiriéndonos ya a todo tipo de videojuegos en general sin la menor vinculación con el mundo del manganime. Por supuesto me estoy refiriendo a los videojuegos del amplio mercado occidental, del que vemos cada año inevitablemente una notable presencia en este tipo de eventos.

Nadie duda de la popularidad de franquicias de éxito como World of Warcraft, Halo, Gears of War, Fallout, Tomb Raider, Fable y tantas otras, pero… ¿qué pintan realmente en un Salón del Manga? Sí, sé de sobras que algunos ante una aseveración como ésta en seguida podrían objetar: “Pues de tal videojuego se llegó a publicar un cómic estilo Manga, que lo sepáis”, o “Pues de tal videojuego se hizo un especial de animación”… que sí, que sí, todo lo que queráis, pero POR NATURALEZA nada de eso está vinculado realmente con el mundo del manganime, no nació con esa vocación ni tiene lazos que lo unan de una forma consistente con esa industria (como sí tendrían incluso franquicias como Resident Evil, Metal Gear, Street Fighter o Devil May Cry, pues éstas sí son en definitiva creaciones japonesas y han tenido en ocasiones sus versiones animadas realizadas al más puro estilo de allí), así que en mi opinión todos aquellos casos no dejan de ser, como decía antes, simple y mero “intrusismo” sin demasiada (o ninguna) razón de ser en estos eventos.

CINE Y TELEVISIÓN

Como veréis, en cada nuevo grupo temático que voy a ir presentando nos vamos de hecho alejando cada vez más y más de los ya discutibles lazos y nexos de unión que pudieran tener ciertas obras con el mundo del manganime, por lo que resulta más insólita aún si cabe su presencia en los grandes eventos de este sector.

Y como no podía ser de otra manera, aquí “la palma” se la lleva año tras año la inevitable presencia del mundo de Star Wars en estos eventos. Ingentes cantidades de merchandising de todo tipo (incluso stands casi temáticos de la franquicia), numerosos cosplays por todo el recinto del evento durante los diferentes días que dura la convención, y toda la parafernalia propia que envuelve a esta gran saga se hacen notar cada año de manera ya inevitable. La verdad, uno lo lleva viendo ya desde que acudía en los 90 a los Salones del Cómic (donde aquí aún podrían tener su mayor justificación, pues Star Wars cuenta desde hace décadas con una importante producción también en este ámbito) y posteriormente en las sucesivas ediciones del Salón del Manga, donde atendiendo a cierta lógica uno ya no esperaba verlo tanto (o al menos no con la profusión e intensidad de los Salones del Cómic), pero a pesar de todo año tras año su presencia va incluso en aumento por extraño que pueda parecernos a algunos.

Ni que decir también de otros grandes fenómenos de masas con especial implantación en el mundo “friki” como la longeva franquicia de Star Trek, del que ningún año falta abundante material (camisetas, trajes completos, gadgets o el más variado merchandising relacionado con la saga), pero también incluso podemos asistir con mayor estupor y asombro incluso a la presencia de franquicias como Harry Potter, Crepúsculo, Alien, Los Simpsons, South Park, Bob Esponja, Expediente X, Perdidos, C.S.I., Héroes, las películas clásicas de la Disney, los éxitos recientes de Pixar o las más variadas obras de culto del pasado (en especial del cine de terror como Pesadilla en Elm Street, La matanza de Texas o Viernes 13), incluso de grandes obras de indudable importancia en la historia del cine como La naranja mecánica, pero de las que uno en definitiva se pregunta qué demonios están haciendo en un SALÓN DEL MANGA (creo que el título del Salón no puede ser más preciso ni descriptivo, ¿no?).

FENÓMENOS MUSICALES

Aquí por supuesto no voy a censurar para nada la presencia cada vez más visible en estos eventos de ciertos fenómenos de masas popularizados en los últimos años (en especial gracias a Internet), como por ejemplo todo lo que envuelve al fenómeno Vocaloid como claro exponente en este ámbito. El célebre programa de sintetización de voz creado por Yamaha ha generado como sabemos tal descomunal cantidad de material y su legión de fans en todo el mundo es tan grande que casi se pude hablar que cuenta con un partitular “mundo propio” virtual, gracias a las innumerables creaciones musicales publicadas y divulgadas en los medios por los profesionales y los simples aficionados, empleando hasta la saciedad a los populares personajes de la franquicia, por no hablar del sinfín de creaciones amateurs generadas en los más diferentes ámbitos de los fanarts, los doujinshis o los fanfics.

La producción en este sentido y la afición es tan grande que a nadie extraña ya ver una enorme cantidad de merchandising o cosplays relacionado con el mundo de Vocaloid en las convenciones de los últimos años, pero al menos se trata de un fenómeno muy vinculado con el mundo del manganime tanto en el diseño de sus personajes como en muchos de los vídeos realizados con ellos como protagonistas, en los que nos cuentan historias que por estilo, temáticas tratadas y desarrollo de las historias no desentonarían en absoluto como Openings o Endings de cualquier serie convencional de Anime. Aquí por tanto como decía al principio no le pondria la menor objeción a su notable presencia en los últimos eventos de manganime.

El problema viene cuando tales lazos comienzan a ser ya bastante discutibles como es todo lo referente a la cultura J-Pop y J-Rock que con tanta profusión vemos también en estos eventos, contando cada vez con mayor presencia en stands y entre los propios aficionados asistentes al evento. Es indudable la estrecha vinculación de este tipo de música con la industria del Anime, pues habitualmente vemos aparecer a conocidos cantantes solistas (y a grupos enteros) en temas de apertura y cierre de innumerables series de Anime, así como sucede también en el sentido inverso cuando las más populares Seiyuus de Anime acaban también sacando discos al mercado en el ámbito concreto del mercado J-Pop/J-Rock, sin ninguna vinculación ya con la obra de turno en el que ella participara.

Sin discutir siquiera ni entrar al debate ya sobre lo buenos o malos que puedan ser estos discos, de lo que se trata aquí es de hablar de su efectiva vinculación o no con el mundo del manganime, que como suele suceder en un altísimo porcentaje es más bien nula, y su presencia por tanto en estos eventos puede quedar bastante en entredicho. En un abarrotado stand de música japonesa, el hecho de encontrarnos por ejemplo un disco o dos de una Seiyuu de éxito fuera del ámbito de sus trabajos en obras de Anime igual nos puede resultar de lo más curioso y hasta simpático, pero llegar a ver ya cientos y cientos de discos de cantantes y grupos de J-Pop y J-Rock con poca o ninguna vinculación en la mayoría de casos con el mundo del Anime pues como que llega a resultar cuanto menos “pintoresco” y hasta desconcertante.

MODAS URBANAS

Seguro que quien haya asistido ya a unos cuantos eventos de esta naturaleza se habrá preguntado en alguna ocasión qué pintaban allí todo tipo de productos (e incluso stands enteros temáticos) dedicados a todo lo relacionado con la estética Heavy, Punk, Gótica y tantas otras. Más allá del nexo de unión que podrían tener todas estas tendencias y estilos con el simple hecho de que quienes se reúnen en este tipo de eventos son mayoritariamente un público joven o adolescente no existe tampoco mayor vinculación que justifique su presencia en estos eventos dedicados como debería ser, repito de nuevo, al Manga y al Anime en sentido estricto.

Pues aún así, año tras año, la presencia de esta clase de contenidos no deja de ir en aumento, por extraño que a muchos nos pueda parecer.

Fenómenos estéticos de lo más populares como todo lo relacionado con el Visual Kei o las Gothic Lolitas se han expandido tanto desde el propio Japón al resto del mundo, tan apasionados como somos los occidentales por todo lo que tenga que ver con su cultura, que su presencia ya la vemos como algo normal y de lo más asumido en este tipo de eventos.

Que numerosos artistas (en especial en el mundo de la música japonesa) sigan las tendencias o las simples influencias estéticas del mundo del Visual Kei no es algo por sí mismo en absoluto criticable, ni que cada vez haga más furor entre las jóvenes (y no tan jóvenes) todo el tema de la estética Gothic Lolita, pues ahí está su cada vez más habitual presencia en los más diferentes ámbitos (y a los que acudimos a los grandes eventos sin duda nos produce una gran “alegría a la vista” la calidad de algunos de los vestidos confeccionados), pero de ahí a contar con una justificación real y seria para tener derecho a estar por sí mismos en en este tipo de eventos ya es otro cantar.

Que muchos personajes de Manga y Anime pueden tener una clara influencia por estas modas es algo evidente y notorio, pero cuando en los grandes eventos vemos (y cada vez con mayor fuerza) la presencia tanto del fenómeno Visual Kei como el de las Gothic Lolitas en la caracterización de los y las asistentes, y sin que tengan relación alguna con tales o cuales personajes de manganime (sino por la moda en sí “como tal”), entonces uno de nuevo no puede dejar de preguntarse qué diantre pintaba eso allí.

CONCLUSIONES FINALES

No me gustaría que de la lectura de este artículo se desprendiera únicamente un evidente aire de desencanto personal (o hasta de rechazo directo) hacia todas esas formas de “parafernalia” accesoria que encontramos en los grandes eventos de Manga y Anime. Que gracias a todo ello se consigue crear una estupenda atmósfera que hace las delicias del público más “friki” eso es algo que creo que a nadie se le escapa, por lo que al menos en ese aspecto todo ese “aderezo” supérfluo sería en cierto modo comprensible y hasta de agradecer (aún así, recordemos que se trata en definitiva de un “Salón del Manga”, no de un “Salón del friki”).

Pero que también obviamente muchos pequeños comercios aprovechan de la forma que sea el intentar estar en esos eventos para “hacer su Agosto” es algo también más que evidente desde hace ya muchos años, incluso desde las primeras ediciones de estas convenciones. El problema no es tanto el que estén ahí, sino más bien de la forma en la que están, sin que por lo visto se trate de limitar de algún modo los productos que van a exhibir en el evento. No estaría de más que la propia organización fuera en este tema lo más restrictiva posible para todos aquellos ámbitos no relacionados en esencia con los sectores del Manga y el Anime a la hora de la concesión de stands comerciales, más que nada por no desvirtuar lo que debería ser el propio concepto que da nombre al evento.

Por otra parte, y ya hablando a nivel de los stands no comerciales, el hecho de contar habitualmente estos grandes eventos con desmostraciones de la cultura tradicional japonesa (donde conocer un poco más sobre su historia pasada y su realidad actual, degustar su variada gastronomía o profundizar en su rico folklore) sí es algo que se presenta a todas luces como, aún no dejando de tener también una vinculación indirecta con el motivo propio del salón, como algo en cambio que sí posee un notable interés intrínseco para los amantes del manganime, pues así tienen la oportunidad de conocer ciertos aspectos accesorios muy importantes que vemos a diario en las obras de Manga y Anime que tanto nos gustan (es más, resulta a menudo imprescindible el conocer mínimamente algunas costumbres y tradiciones japonesas para luego entender adecuadamente ciertas obras de manganime). Este tipo de stands sí que deberían tener en mi opinión una especial promoción (y protección incluso) de cara a asegurar su continuidad en las sucesivas ediciones de estos importantes eventos.

En resumidas cuentas de todo lo mencionado a lo largo de este artículo sobre la variada “parafernalia” que suele acompañar a las grandes conveniones de Manga y Anime, y haciendo si se me permite un cierto símil culinario, podría decirse que, cuando la “salsa de acompañamiento” es tan y tan fuerte que acaba ahogando o disimulando el sabor del propio plato principal entonces hay algo que no marcha demasiado bien, y esa comida aún sin ser necesariamente mala cuanto menos no habrá sido lo que nos esperábamos en un principio. Algo parecido me sugiere a mí el encontrarme cuando voy a un gran evento de Manga y Anime con toda una legión de fans ataviados de personajes de videojuegos sin ninguna vinculación con el mundo del manganime, o caracterizados como personajes de Star Wars (franquicia por cierto a la que adoro y contra la que por supuesto no tengo nada en contra, pero que simplemente en un Salón del Manga “me sobra”), o ver stands llenos de merchandising de Crepúsculo o de Harry Potter, o infinidad de discos y pósters variados de J-Pop/J-Rock, así como ver desfilar por el recinto del salón no ya a una ni a dos, sino a una auténtica legión de Gothic Lolitas con los más variados y pintorescos atuendos.

¿Y el Manga y el Anime dónde quedan? ¿Acaso no son lo bastante amplios y variados estos dos grandes sectores como para no poder exprimirlos al máximo y ofrecernos la mayor variedad posible de productos relacionados directamente con ellos, antes que recurrir a toda esa “parafernalia” mencionada? Yo estoy plenamente convencido que de Star Wars, de videojuegos occidentales y hasta de Gothic Lolitas podrían organizarse eventos propios, separados por completo de cualquier otro ámbito. Es más, estoy convencido que tendrían un notable éxito tanto en nuestro país como allá donde se organizaran.

Pero en un Salón del Manga lo que lógicamente espera un aficionado encontrarse en el más alto porcentaje posible es tan solo Manga y Anime, sin más, así como aquellos productos directamente vinculados con sus obras como Art-books, bandas sonoras, Singles, Cels originales, láminas, Cosplays, Cards, colgantes y figuras de colección entre otros productos. A lo sumo también podrian entrar otros temas y productos vinculados de una forma no ya directa pero sí estrechamente relacionada con estos sectores. Pero eso sí, siempre en este caso que fuera con carácter puntual, accesorio a lo principal, con una vinculación real y demostrable respecto del mundo del manganime y, por supuesto, nunca de una forma “descontrolada”, pues es en definitiva lo que puede acabar desvirtuando un evento de estas características, haciéndole perder a la larga su verdadera esencia, tal y como fue concebido originariamente.

Publicado el 18 noviembre 2010 en Columna de Sigfrido y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Creo que todos los que hemos asistido a este tipo de eventos desde hace más que unos cuantos años, nos damos cuenta de la “transformación” que han ido sufriendo, si bien son cada vez más masivos(por lo menos acá), así mismo el tipo de publico es cada vez más variado, estos se están convirtiendo lamentablemente en una feria “friki” como bien dices, obviamente es un tanto culpa de los organizadores, también de los comerciantes, pero no olvidemos a algunos asistentes, que sin reparar si esta fuera de lugar o no, van por disfrazados de lo que se les da la gana con tal de lucir su atuendo, me pregunto que sentirían los seguidores de Star wars, si en una de sus convenciones aparecieran otakus vistiendo de personajes de algún anime, se sacarían fotos con ellos? (dudo que sea tan tolerantes)
    Los organizadores por su parte, me imagino que ven sólo que sea rentable, lo mismo por los comerciantes, que mientras sigan vendiendo meterán sapos y culebras.
    La única manera de evitarlo sería cambiando la mentalidad de los asistentes (ya que sin duda alguna la mayoría ve esta “invasión” con naturalidad, y es más van por ese tipo de productos al evento), y eso lo veo casi imposible. Así que animo y esperemos que no se empiecen a colar los super heores ( o ya están?)
    Saludos.

  2. Gracias por tu comentario, Paper.

    Pues sí, están también todos los súper héroes que te puedas imaginar, tanto los de la Marvel como los de DC. Lo que pasa es que en este artículo lo que más critico es lo “extremo” ya. Vamos, lo que no pinta ni con cola en el Salón. Mientras que lo que es Cómic occidental pues como que relativamente lo tolero bastante, ya que no deja de ser en definitiva como formato un género hermano del Manga y a menudo ha habido una destacada intercomunicación entre ambos.

    Sobre los que acuden disfrazados de Star Wars al Salón, a mí como dije en el foro lo que me gustaría preguntarles es si han leído alguna vez un Manga.

  3. jejeje ya estan, me parecio ver 3 o 4 spiderman en este año, aun asi estoy deacuerdo con Sig, yo veo muy mal eso, k vayan de videojuegos orientales, aun podria incluso pasar, pero coño no me vayas de peliculas occidentales, cada vez k veia uno disfrazado asi me jodia k no veas, como a dicho paper, esos solo utilizan el traje para lucirlo, y en el dia concreto, para entrar gratis, ya k por lo visto los organizadores no les dicen k no, por cierto yo vi un bob esponja original, almenos estaba echo de esponjas y no de carton jejejeje

    eso si me kede con un disfraz k no se de k coño iva, weno si, del asesino de la cuchara, pero k coño pintaba eso hay????

  4. Por cierto, quiero dejar clara una cosa: el reportaje trata como se indica en la introducción sobre todos estos grandes eventos en general y no tan solo se limita al Salón del Manga de Barcelona, aunque obviamente está muy centrado en éste al ser el más importante y multitudinario que se celebra en España (y ser además el “evento estrella” al que nosotros acudimos cada año). Lo digo para que nadie se pueda llevar a engaño o error, porque entre las imágenes que acompañan al artículo se encuentran también algunas de otros importantes eventos de la geografía española.

  5. Hoy por hoy es lo mismo en eventos grandes acá como el fest. aun recuerdo cuando era mas joven y los eventos de manga y anime solo se ocupaban DE MANGA Y ANIME
    entiendo sig san que no te agrade esto que dices y también lo que dice paper kun
    pero como lo veo no parece que como la cosa vaya a cambiar para mejor, nos guste o no creo q mientras buscamos el manga o anime que nos interese en uno de estos eventos tendremos q aceptar estar con zelda de un lado y con Anakin del otro.
    a mi en lo personal no me desagrada para nada y si llegara a pasar en el futuro, pues tratare de concentrarme en lo que me interesa nada mas, pues la idea principal de ir a un evento de estos acaso no es pasarla bien??
    sean tolerantes que les queda..

  6. Ups me perdí esta entrada!!. Pues sí, compañero de andanzas, toda la razón del mundo y yo también hice una entrada mostrando mi descontento y mi poca ilusión por estos eventos que parece sacado directamente de una batidora donde se ha introducido de todo.
    No es cierto que un plato de comida, a veces, si metes mucha cosa, matas el sabor de lo original?, pues aquí pasa lo mismo. Si juntamos cosas como Crepusculo … apaga y vamonos. Y eso afecta sustancialmente en el merchandising (que también tela con los precios … 48 eurazos las figuras de Chrono Trigger), pero no en los precios XDDD. Aunque la tacita de Kinnikuman que saqué con su casita es una monería (aquí el precio estuvo bien y me regalaron un llavero tb de “Musculator”).
    Si quieren abarcar mercado, que hagan más eventos, que una ya no sabe cómo defenderse de la familia, cuando saben tus gustos y eres y vas de lo más normal (es muy fácil y así lo hacen, meter todo en un mismo saco).
    Yo cuando voy a la Expominer no espero ver muebles de madera … por que no es lo mismo, es fácil nops?, pues a ver si los de Ficomic organizan primero sus bolsillos y luego la cabeza.
    Y sigo diciendo que pobre Satoshi Kon … ni un puto homenaje … ¬¬.

  7. Yo me quedé con las ganas de esas figuritas de Chrono Trigger… la verdad es que estaban muy bien hechas, pero el precio echaba para atrás (y más en estos tiempos de crisis).

    Sobre lo de Satoshi Kon coincido de pleno: fue realmente impresentable por parte de la organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s