Videojuegos de Dragon Ball

En este especial me gustaría repasar lo que ha dado de sí en el ámbito de los videojuegos una franquícia tan mítica como Dragon Ball. Si en el terreno del Manga, en el del Anime o en todo lo que es el ámbito del merchandising producido (figuras, discos de música, pósters, cards, etc.) la longeva obra de Akira Toriyama ha sido ya durante décadas explotada hasta la saciedad, siendo una auténtica “gallina de los huevos de oro” de nuestro tiempo, el ámbito concreto de los videojuegos no se ha quedado tampoco muy atrás.

Con este amplio artículo me gustaría ante todo ofrecer una visión global sobre lo que ha sido la enorme poducción de videojuegos inspirados en esta célebre franquícia, desde sus primeros y arcaicos títulos a los más modernos que podemos disfrutar en la actualidad. A parte de dar ese repaso general, pensado fundamentalmente para que nuestros lectores más jóvenes se hagan una idea aproximada de la magnitud de lo que ha sido (y sigue siendo aún) el fenómeno de Dragon Ball en un ámbito tan exigente como es el los videojuegos, quisiera destacar por otra parte también cuáles han sido a criterio personal (basado en mi amplia experiencia como jugador y conocedor de esta saga) algunos de los mejores juegos que se han realizado sobre el universo de Dragon Ball. Pero éso es algo que dejaré más bien para el final, pues ante todo me interesa ofrecer esa visión global que comentaba.

Repasando las más de dos décadas (desde mediados de los 80 hasta nuestros días) por las que se reparte la ingente cantidad de videojuegos aparecidos sobre Dragon Ball, vemos títulos aparecidos en todo tipo de plataformas: en las clásicas máquinas recreativas, en videoconsolas domésticas, en ordenadores personales, en consolas portátiles y en otros formatos minoritarios pero a menudo de lo más pintorescos y originales, como curiosos dispositivos para ser conectados directamente a la T.V. (sin una consola como intermediaria) o también en variados accesorios de lectura de códigos de barras (algo muy habitual en Japón) para que los jugadores pudieran competir con los datos de ciertas Cards pensadas para ese fin.

Esta clase de accesorios han sido habituales tanto en máquinas recreativas como acoplados también a alguna consola doméstica de éxito en un momento dado, y la herencia de esta curiosa manera de jugar del público nipón la podemos ver aún hoy en día trasladada al ámbito de los teléfonos móviles, con la lectura a través de los mismos de ciertos códigos impresos en todo tipo de productos, que luego son empleados en determinados juegos preparados especialmente para ello.

En cuanto al tipo de juegos que tradicionalmente han venido realizándose sobre esta mítica franquicia tenemos ante todo videojuegos de lucha para todos los gustos y colores (como es normal tratándose de la obra que se trata), desde los clásicos combates de uno contra uno a los frenéticos e intensos combates por equipos. Pero también tenemos juegos de acción tipo Beat’em Up (tanto 2D como 3D), juegos de rol (por turnos y en tiempo real) y hasta juegos puramente estratégicos como serían los de cartas, que han sabido aprovechar y nutrirse del interminable repertorio de personajes que ha dado de sí esta extensa y longeva obra.

Hay que decir como es lógico que no siempre la calidad de muchos de estos títulos ha estado al nivel de lo esperado, algo que suele ocurrir cuando se realizan no uno ni dos juegos sobre una determinada obra (en cuyo caso y sabiendo que quizá solo se van a realizar esos juegos puntuales éstos se intentan hacer al menos de la mejor manera posible) sino cuando lo que se produce es una auténtica legión de videojuegos para inundar el mercado año tras año, y poder satisfacer así las ansias de los fans más incondicionales.

Dragon Ball vivió sus mejores momentos y su máximo apogeo de popularidad en los años 90, pero su leyenda sigue aún hoy muy viva tras haber marcado profundamente a toda una generación, que sigue disfrutando (en muchos casos ya pasada la treintena) del grato recuerdo que siempre le siguen produciendo los videojuegos que regularmente van apareciendo sobre su obra favorita, rememorando con sus personajes preferidos aquellas inolvidables batallas tan legendarias ya en el subconsciente colectivo de los aficionados al manganime.

Si a todos sus antiguos fans (ya de por sí legión) les añadimos a todos aquellos aficionados más jóvenes que por su parte se van introduciendo también en el mundo de Dragon Ball gracias a las enésimas reposiciones televisivas, o bien acudiendo al mercado del vídeo doméstico o aficionándose a las nuevas ediciones en papel que siguen realizándose a pesar ya del tiempo transcurrido desde la finalización de la obra en este formato, la masa potencial de público que sigue teniendo a día de hoy esta gran obra sigue siendo del todo descomunal.

Y es que no en vano Dragon Ball sigue siendo un éxito seguro en cualquier edición en Manga o Anime que se publique en nuestro país y en los de nuestro entorno, y una apuesta siempre rentable para las editoras y distribuidoras (algo que muy pocas obras han conseguido, ni siquiera las más populares de nuestro tiempo). Otros fenómenos de masas tan conocidos como Saint Seiya, Sailor Moon, One Piece o Narutotambién han contado con una extensa producción en el ámbito de los videojuegos, para satisfacer por su parte las demandas de sus respectivas legiones de fans, pero incluso si las comparamos todas ellas en conjunto frente a lo que ha llegado a producirse sobre Dragon Ball la balanza sigue cayendo del lado de esta última con toda claridad.

Si hay algo que tenemos que destacar ante todo en este especial dedicado a lo que ha dado de sí la gran obra de Toriyama en el ámbito de los videojuegos ésa es sin duda la figura clave de una compañía como Bandai, un nombre que aún a día de hoy en nuestro país puede sonar para el gran público tan solo a “muñequitos y figuritas” infantiles, pero que en realidad se trata de un auténtico gigante en el país del sol naciente y en todo el mundo. Bandai no sólo produce anualmente una ingente cantidad de figuras de colección a nivel mundial, sino que también está presente en el mercado del Anime (sin ir más lejos el conocidísimo estudio Sunrise es de su propiedad, con franquicias tan populares como Mobile Suit Gundam entre muchas otras, lo cual evidentemente le resulta propicio para sacar al mercado miles de figuras de Mechas).

Además Bandai también está presente el mercado con todo tipo de merchandising variado como Cards y los más variados juguetes basados en las series más populares. Y en el ámbito que aquí nos ocupa en esta ocasión, como es el de los videojuegos, Bandai no solo es ya una importantísma compañía por sí misma desde hace décadas (en especial en territorio nipón, con su famosa subsidiara Banpresto), sino que en los últimos años ha sido capaz incluso de absorver a una compañía tan mítica como Namco (y adquiriéndola además, no fusionándose con ella como hemos visto que ha sucedido en otros casos recientes entre diversas compañías de una entidad más o menos similar).

Pero a parte de los videojuegos producidos propiamente en Japón también hay que hacer mención destacada a aquellos otros de fuera de sus fronteras, que también contribuyeron a ampliar el ya de por sí inmeso catálogo de la licencia. Entre éstos encontramos algunos títulos producidos en el mercado norteamericano como la aceptable saga The Legacy of Goku para Game Boy Advance (y algunos otros, aunque ya no demasiado afortunados, hay que decir) o el reciente y ambicioso título online sobre el mundo de Dragon Ball que se desarrolla en Corea del Sur, el paraíso de los MMORPG.

A continuación podéis ver una extensa recopilación de títulos basados en el universo de Dragon Ball, ordenados por plataformas y dentro de cada una de ellas por las respectivas sagas que vieron la luz en dicho soporte (con sus diferentes títulos ordenados a su vez cronológicamente, según su fecha de publicación original). Como veréis he optado por poner deliberadamente las carátulas originales en lo posible, y no sólo por una cuestión de máxima fidelidad a como fueron lanzados al mercado estos títulos inicialmente, sino porque creo que las portadas aparecidas en nuestro país las tenemos ya “demasiado vistas” y raro es ademas encontrarnos algún caso en el que éstas superen en calidad a las portadas originales japonesas o norteamericanas.

También me gustaría destacar algunos juegos especiales que, aún no estando dedicados exclusivamente a Dragon Ball, sí contenían algunas apariciones estelares de los personajes más populares de la obra de Toriyama. Se trata por lo general de títulos conmemorativos con motivo de algún aniversario especial, como los que han rendido tributo a la célebre revista Shonen Jump de Shueisha, así como otros casos ya más anecdóticos en los que hemos podido ver también a algunos personajes de Dragon Ball que hacían algún cameo puntual en su obra “hermana” del Dr. Slump, otro de los mayores éxitos en la carrera de Toriyama (de hecho el popular personaje de Arale también ha hecho acto de presencia en alguno de los videojuegos de Dragon Ball, tal y como ocurría en la serie original).

Mención aparte merecen también toda una amplia gama de juegos electrónicos portátiles creados a lo largo de los años y que también estaban dedicados a las diferentes sagas de Dragon Ball, que pese a su más que evidente sencillez técnica (en la mayoría de los casos tenían un nivel similar al de las arcaicas Game&Watch de Nintendo) aún así contaron con una gran aceptación popular, llegando a realizarse docenas de estas rudimentarias pero entrañables máquinas que hoy en día nos pueden parecer casi prehistóricas.

Después de todo este extenso recorrido general por la multitud de videojuegos que han surgido de la inagotable franquicia de Dragon Ball llega ya la hora de destacar como comenté al principio aquellos títulos que a criterio personal considero más inspirados, mejor realizados (cada uno teniendo presente las limitaciones lógicas de su correspondiente plataforma), y que en definitiva mejor han sabido captar la esencia de la obra original, trasladándola de un modo satisfactorio al ámbito del videojuego para disfrute del fan más incondicional de la saga o del simple jugador ocasional que decidiera pasar sus momentos de ocio con estos juegos.

He realizado una cuidada selección de diez títulos que considero del todo imprescindibles para todos los amantes de Dragon Ball, presentándolos a continuación acompañados de algunos comentarios personales. Quiero dejar claro que los juegos no están para nada ordenados jerárquicamente, pues considero que no sería justo tampoco comparar títulos de diversas épocas, géneros y plataformas entre sí, por lo que los veréis simplemente ordenados según su mayor o menor antigüedad. Los títulos de los juegos en esta ocasión están indicados en su denominación occidental, por lo que a buen seguro muchos de ellos os resultarán bastante familiares si los disfrutásteis en su momento.

Dragon Ball Z: Super Butouden
Año: 1993 – Plataforma: Super Nintendo

El primer Super Butouden para la mítica SNES fue toda una revolución. Además de ser ya por sí mismo un estupendo juego de lucha (para su época, claro), innovaba en aspectos tan interesantes como el que cada conteniente pudiera moverse libremente por lo ancho del terreno de combate (mediante pantalla partida) y además contaba con dos niveles de altura.

Dragon Ball Z: Super Butouden 2
Año: 1994 – Plataforma: Super Nintendo

Aunque el anterior Super Butouden había dejado ya el listón muy alto, su secuela lo superó con creces. Y justo en lo que más le hacía falta, como eran sus gráficos y movimientos algo toscos. En SB2 los personajes se pulieron enormemente y se logró una gran suavidad en su desplazamiento y golpes, así como unos ataques energéticos más espectaculares. 

Dragon Ball Z: Hyper Dimension
Año: 1996 – Plataforma: Super Nintendo

El último título de lucha para SNES fue un juego bastante diferente a lo que nos tenía acostumbrados esta plataforma tras los Super Butouden. DBZ Hyper Dimension contó con un estilo gráfico renovado y un especial cuidado en el apartado técnico, incluyendo el conocido y exclusivo Chip FX (privilegio con el que contaron tan sólo unos pocos juegos de SNES). 

Dragon Ball Z: The Legend
Año: 1996 – Plataformas: SEGA Saturn y PlayStation

Otro título en su momento de lo más innovador, pero que no logró hacerse con el favor del público, que prefirió planteamientos más clásicos como los que ofrecían otros títulos con en el habitual versus de 1 contra 1. Toda una lástima, ya que en este juego era una auténtica gozada recrear aquellos combates épicos con múltiples luchadores en pantalla.

Dragon Ball Z: Legendary Super Warriors
Año: 2002 – Plataforma: Game Boy Color

Probablemente el mejor de los diversos juegos aparecidos a lo largo de los años para la franquícia basados en combates mediante el empleo de cartas. A pesar de las limitaciones más que evidentes de la GBC, el juego tuvo un gran éxito tanto entre público como entre la crítica especializada, siendo uno de los imprescindibles para esa gran consola.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors
Año: 2004 – Plataforma: Game Boy Advance

Un sensacional juego que exprimía al máximo las capacidades de la magnífica Game Boy Advance. Sus frenéticos combates y el poder contar con un gran plantel de luchadores a nuestra disposición nos aseguraba horas y horas de diversión. Años después, su secuela para NDS seguiría el buen rumbo ya marcado por este estupendo título.

Dragon Ball: Advance Adventures
Año: 2004 – Plataforma: Game Boy Advance

Un espectacular Beat’em-Up clásico centrado en la serie original de Dragon Ball, que resultaba de lo más entrañable al permitirnos revivir de nuevo las primeras aventuras de Goku y compañía. Además de contar con un nivel técnico sensacional, la jugabilidad del título era una auténtica gozada, de lo mejor sin duda del ya de por sí excelente catálogo de la GBA.

Dragon Ball Z: Budokai 3
Año: 2004 – Plataforma: PlayStation 2

Sin duda uno de los títulos favoritos para los fans y la culminación de la primera trilogía Budokai, con una ingente plantilla de personajes jugables, unos combates ágiles y de los más entretenidos y sobre todo un sensacional modo historia en el que podíamos explorar libremente el mundo de Dragon Ball (que después veríamos también en DBZ TB2).

Super Dragon Ball Z
Año: 2006 – Plataformas: Máquina recreativa y PS2

Un juego que pasó algo desapercibido entre el gran público, al estar dominado el mercado por aquél entonces por los populares títulos de la saga Budokai. Super Dragon Ball Z fue un sencillo y divertido juego para máquinas recreativas (con grandes nombres entre sus diseñadores) que aparecería después con algunos extras para PS2.

Dragon Ball Z: Tenkaichi Budokai 3
Año: 2007 – Plataformas: PlayStation 2 y Wii

Si Budokai 3 fue la culminación de su particular trilogía de juegos, Tenkaichi Budokai 3 por su parte hizo lo propio con la suya. Nunca un videojuego de Dragon Ball había contado con una cantidad tan descomunal de personajes (¡hasta Arale aparecía!), además de pulir hasta el extremo las buenas bases de los anteriores Tenkaichi Budokai.

Y con esta selección final de algunos de los más destacados títulos que ha dado de sí esta prolífica franquicia damos por concluído ya este exhaustivo recorrido por los videojuegos del universo de Dragon Ball. Muchos han sido los títulos aparecidos hasta la fecha en el mercado y probablemente muchos falten aún por aparecer en los próximos años, por lo que los fans de la saga vamos a seguir teniendo diversión asegurada por mucho tiempo.

En definitiva espero que este especial haya sido de vuestro agrado y hayáis podido encontrar algunos títulos que os traigan especialmente buenos recuerdos si los jugásteis en su momento, además de quizá descubrir también a lo largo del reportaje algún que otro título no tan conocido pero igualmente interesante sobre la inabarcable y eterna obra del gran maestro Akira Toriyama.

Publicado el 18 enero 2011 en Dragon Ball y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Sencillamente brutal, Sig, y curioso, ya que hace un par de días tuve la ardua tarea de volver a pasarme el modo historia del Super Butoden 2 en modo difícil (o sea, sin kames y bloqueando los continuos meteor del contrario).

    Excelente búsqueda, sobre todo el tema de las maquinitas electrónicas, de las cuales ni yo tenía constancia. Una auténtica sorpresa.

    Aún así, existen ciertas aberraciones que deberían borrarse de nuestra memoria, como el infame DBZ Taiketsu o el Sagas, que tienen el dudoso honor de ser los peores juegos de DB que he jugado en mi vida.

    Que desgracia también lo que está pasando con DB en ésta generación de consolas. No dan pie con bola (y eso que con Naruto lo han hecho de coña).

    Ojo al Ultimate Butouden, que puede que nos devuelva a la jugabilidad de antaño, y faltaría en la lista el de 3DS, pero como aún no hay título definitivo ni carátula, no es necesario incluirlo.

  2. Lo que me ha faltado poner es un vídeo donde se vieran las TREMENDAS palizas que te daba a los Tenkaichi Budokai…

    Y lo raro es que no me hayas dicho que me podía haber ahorrado el poner las carátulas de los juegos de XBOX y XBOX 360, je, je, je…

    P.D.: Por cierto, nótese que Goku sólo juega con consolas de NINTENDO (al menos tiene buen gusto).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s