RESEÑA – La maison en petits cubes

Resulta todo un alivio el poder encontrar de tanto en tanto verdaderas joyas de la animación japonesa que le hacen a uno mantener viva toda su ilusión y reafirmar su pasión por la, tan a menudo sobreexplotada y banalizada, industria del entretenimiento del país del Sol naciente. Justo cuando uno parece que ya se empieza a cansar de consumir siempre el mismo tipo de obras, que en muchas ocasiones no son más que burdos “calcos” de otras anteriores que funcionaron comercialmente, salvo por las oportunas modificaciones y retoques superficiales que se les aplican para que no sea tan evidente la descarada copia (pero que en esencia acaban siendo “más de lo mismo” para quienes ya tenemos una cierta experiencia en ésto del Anime), por fortuna entonces y como “salida de la nada” aparece una Robot Carnival, una Memories, una Perfect Blue, una The Girl Who Leapt Through Time o la obra que aquí nos ocupa: La maison en petits cubes, que logran sacarnos de nuestro estado quasi-vegetativo de aburrido consumismo en el que al final y sin darnos apenas cuenta nos habíamos sumido sin remedio.

Y tanto dá que estemos en la década de los ochenta, en la de los noventa o en la primera del siglo XXI. Lo más importante es que todas estas joyas logren su cometido sorprendiéndonos ya no sólo con sus incontables virtudes técnicas, narrativas o por sus ingeniosos e innovadores enfoques y arriesgados planteamientos, sino que nos lleguen a sorprender realmente como auténticas obras de arte que son, consiguiendo tocar nuestra fibra sensible como espectadores. Más aún si cabe entre los que nos consideramos bastante exigentes respecto de los títulos que habitualmente consumimos, y que no nos conformamos precisamente con cualquier patraña vulgar, consumista y descerebrada de la que tanto abunda por desgracia en estos tiempos.

La maison en petits cubes (“Tsumiki no Ie” en su título original japonés) es un fantástico corto animado del año 2008 fruto principalmente del talento artístico de Kunio Katou. El cortometraje fue producido por ROBOT y animado por Oh production, contando con el inconmensurable trabajo en la dirección y en el diseño artístico del propio Kunio Katou (que intervino también en tareas de animación), además del guión y el diseño de fondos de Kenya Hirata o la música de Kenji Kondo entre sus artistas principales. Hay que destacar también que esta sensacional obra fue galardonada con diversos premios internacionales que reconocieron su extraordinaria calidad artística, incluyendo el Oscar de Hollywood al mejor corto de animación de aquél año.

Se trata de una obra sin diálogos y de una duración muy breve (incluso para lo que suele ser un cortometraje), que en sus apenas 12 minutos nos cuenta una nostálgica, tierna y arrebatadoramente hermosa historia que a buen seguro os dejará por completo hechizados ante la pantalla. Las imágenes están cargada de una fuerza emotiva y hacen gala de un lirismo casi mágico, como si estuviéramos asistiendo a la representación en vivo de un poema narrado ante nuestros propios ojos. Y no hablamos de una típica oda a la belleza de una dama, al heroísmo de un caballero o a las gestas épicas de ninguna nación gloriosa. En absoluto: esta conmovedora historia trata sobre algo tan sencillo y complejo a la vez como es el inexorable paso del tiempo, enfocado desde la memoria de un solitario anciano en el ocaso ya de sus días.

Conviene destacar ante todo la extraordinaria ambientación de la obra: la historia nos lleva a  un mundo en el que al parecer tras una catástrofe natural los océanos han cubierto los núcleos de población, razón por la que nuestro protagonista ha tenido que ir construyendo sucesivamente nuevos bloques superiores adheridos a su vieja vivienda. Un evento inesperado como el simple deseo de recuperar un objeto muy preciado por  parte del anciano dará pié a todo lo que sucederá después, tratándose lógicamente de una hábil excusa para brindarnos un nostálgico y emotivo viaje por la memoria y los recuerdos más importantes acaecidos durante la vida de nuestro protagonista.

Como ya he comentado antes se trata de una de esas obras que realmente te llegan al alma, con mayor mérito aún si cabe teniendo presente la escasa duración que tiene el corto o el no contar con el respaldo y la garantía de tener detrás a alguno de los “grandes estudios” habituales. Se trata de un trabajo íntimo y artesanal, de los que acostumbran siempre por otra parte a dejarnos tan buen sabor de boca.

Os aseguro que el escaso tiempo que nececesitaréis para contemplar esta pequeña obra maestra sin duda habrá merecido la pena, y muy probablemente esos pocos minutos se convertirán luego en unos de los mejores aprovechados nunca en vuestros ratos de ocio, pues esta pequeña joya se disfruta como pocas durante su delicioso visionado. Y más importante aún: una vez finalizada quizá os haga reflexionar en no pocas ocasiones sobre lo que ha sido vuestra propia vida y cuáles son verdaderamente los mejores recuerdos que queréis conservar de ella.

Publicado el 27 mayo 2011 en La maison en petits cubes y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. que articulo tan fuera de serie para lo que se puede ver en estos dias en donde todo esto que dices que trasmite el anime , ya esta pasado de moda pues no vende como alquimistas , ninjas, o tsunderes.
    as visto mas animes asi? yo vi una animación corta que se llamo el pez de la galaxia .

  2. He visto algunos cortos del estilo (tanto de origen europeo, norteamericano como asiático), pero si nos ceñimos tan solo a lo que sería puramente Anime yo te recomendaría que vieras el clásico “Robot Carnival”, que no tiene desperdicio alguno a nivel visual (y muchos de sus pequeños capítulos también a nivel argumental).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s