Mis mayores decepciones del 2011

Tras haber repasado lo mejor del año con nuestros recientes Premios PANDA 2011 creo que conviene también, como simple ejercicio crítico a nivel personal, destacar cuáles fueron en mi opinión aquellas obras de Anime que peor “regusto” me dejaron entre todas las vistas el pasado año (por tanto a un nivel estrictamente personal, con el que nadie tiene por qué estar por supuesto de acuerdo).

Debo decir ante todo que no se trataría simplemente de mencionar aquí qué obras me parecieron peores de las vistas durante el 2011, pues obras malas es indudable que ha habido muchas y de lo más variadas, pero éstas ya fueron destacadas convenientemente en los referidos premios en su peculiar categoría (creada expresamente a tal ignominioso efecto), por lo que debe quedar claro que de lo que aquí me voy a referir es a obras decepcionantes en sentido estricto, es decir, que pese a todas sus virtudes destacables que indudablemente pudieran tener no obstante me supusieron en lo personal un desencanto profundo por lo mucho que yo esperaba de ellas.

SHAKUGAN NO SHANA III (FINAL)

La primera obra que quisiera destacar en este artículo es la tercera temporada de mi antaño querida franquicia Shakugan no Shana. Aunque hay que decir que esta última temporada aún tiene mucho margen de mejora al encontrarse todavía en el ecuador de la serie (pero muuucho tendría que mejorar este año para enmendar el despropósito visto hasta ahora), lo cierto es que los episodios emitidos en el 2011 han significado para mí la cruel confirmación de los malos presagios que ya se apuntaban desde su olvidable segunda temporada (sí, la de la “moeización” absurda de la obra, perfectamente simbolizada con el lamentable “desfile” de vestiditos “monos” de Shana, Kazumi, Hecate y compañía a lo largo de la serie).

Por mucho que me pese, puesto que la primera temporada sigue siendo para mí una pequeña joya de la que guardo aún un gran recuerdo (no en vano la sigo considerando, pese a todo lo que ha venido después, como una de mis series favoritas por su fascinante ambientación y trepidantes escenas de acción sobrenatural), quiero ante todo ser sincero y decir sin tapujos que la tercera temporada hasta el momento está lejos, muy lejos, de lo que cabría esperar de una franquicia como ésta (no quizá como “secuela facilona” de otras, pero tratándose de Shakugan no Shana entiendo que debería estar sin duda “a otro nivel” de lo que suele verse), y más teniendo presente que se trata de una “temporada final”, es decir, para poner un supuesto broche de oro a la obra… aunque me parece que más que de oro va a ser de papel de plata (el material idóneo para envolver el bocadillo, el aperitivo o cualquier otro producto de “consumo rápido” como éste…)

APPLESEED XIII

La, sin duda para mí, obra cumbre de Masamune Shirow (sí, sé que Ghost in the Shell suele estar mejor considerada por crítica y público, pero como digo ésta es tan solo mi opinión personal) merecía ni que decir tiene una adaptación televisiva que estuviera cuanto menos a la altura de las series que se hacen hoy en día, tanto a nivel de calidad técnica y artística como en sus otras facetas no menos importantes, como contar con un guión “decente” o una dirección aceptable para saber dotarle del ritmo necesario que una obra de esta naturaleza ante todo precisa. Pero por desgracia éste no ha sido para nada el caso de la sin duda fallida Appleseed XIII.

Con esta extraordinaria franquicia uno la verdad es que no sabe ya qué puede esperarse. De su versión original en Manga creo que no tengo mucho más que comentar tras haberos mostraros mi ránking de Mangas favoritos de todos los tiempos, y más si recordáis qué posición ocupaba en él Appleseed (digamos que no una precisamente baja). De la posterior mini-serie de dos O.V.A.s de finales de los 80 tampoco habría mucho que decir: sencillamente fabulosas (además teniendo presente la modestia de sus medios en aquél entonces). De las soberbias películas de animación en 3D por ordenador de la pasada década tampoco habría desde luego lo más mínimo que objetar (en especial la primera de ellas, para mí del todo sublime). Pero ¡vaya por dónde! que llegamos a la esperada serie de T.V. y, lo que en principio debería ser un nuevo hito en el destacado historial de esta franquicia, se nos presenta como poco más que un producto extraño y casi experimental que para nada hace honor a la clase y magnitud de la obra original.

Cuando se trata de ofrecer un producto innovador y deliberadamente “diferente” a lo convencional se pueden perdonar muchas cosas, eso es más que evidente (yo por ejemplo aún siendo un fan declarado de la franquicia es algo que he tenido especialmente presente, y además desde el primer momento), pero cuando lo que te ofrecen es tan y tan poco, con un nivel gráfico tan decepcionante que, sin que nadie se ofenda, estaría prácticamente a la altura técnica del Cell-shading de los juegos de PlayStation 2, entonces es cuando uno en verdad se frota los ojos y se plantea si está realmente viendo algo perteneciente a esta franquicia tan mítica, que cuanto menos debería velar por tratar de mantener su propia reputación a la larga (pues, ¿qué idea se habrán hecho sobre lo que es esta franquicia los nuevos aficionados que hayan visto tan solo la serie). Francamente: ojalá acabemos viendo, más pronto que tarde ya puestos a pedir, una digna serie de T.V. que sepa estar a la altura del Manga original (o cuanto menos de las películas de animación en 3D, si es que se siguen obcecando en sacarla con este formato y no como animación convencional). Appleseed XIII se mire como se mire desde luego que no estaría a la altura de lo esperado, ni por los fans ni por nadie.

BLOOD-C

Ésta es para mí sin duda y con todos los “honores” la mayor decepción del 2011. ¿La culpa?, pues habría que otorgársela a varios factores principales (historia absurda, desarrollo errático de la serie, serios altibajos técnicos…), pero una vez más en lo personal me decanto por destacar la terrible, inoportuna y fuera de lugar “moeización” de la franquicia (por favor, comparen esta última serie con la película original del año 2000, que tampoco es tan vieja).

Creo yo que no cabe duda, al menos entre los aficionados mínimamente serios y exigentes (aquéllos que no buscan tan solo un producto “para pasar el rato”, ni que se conforman con que una obra sea tan solo visualmente atractiva, colorista, agradable de ver, que tenga un guión fácil de entender y que por supuesto muestre a cuantas más chicas ligeras de ropa mejor) que las verdaderas virtudes en cambio que buscamos en una obra de Anime son ante todo una historia apasionante que nos mantenga pegados al asiento, un guión inteligente (lejos de la superficialidad por desgracia tan habitual en estos tiempos), un nivel técnico y artístico remarcable (y sobre todo muy cuidado, algo que por desgracia cada vez se estila menos también entre los estudios) y todo lo demás quedaría ya en un segundo o tercer plano incluso (sí, las chicas “monas” también, que por supuesto se agradecen de ver cuando éstas aparecen, pero en ningún modo deberían significar la “razón de ser” de la propia obra, pues en ese caso mal vamos).

Si a la temible y oscura Saya de la película original o a la Saya de Blood + (estupendo personaje también, lleno de matices y claroscuros) les hicieran cantar la singular cancioncita de la última Saya que hemos visto me parece a mí que dirían aquello de “tierra, trágame”. Y es que ni siquiera en estos tiempos es suficiente contar con nada menos que el siempre excelente diseño de personajes de las CLAMP, ni con la dulce Seiyuu Nana “Hinata” Mizuki para poner voz a la protagonista, ni tan siquiera contar con uno de los sin duda mejores Openings del pasado año, cuando lo que verdaderamente importa, el núcleo esencial de contenido de la obra, no está ni de lejos a la altura de lo esperado. Tan solo rogaría, ya como conclusión, que los estudios responsables de cada una de ellas supieran hacer el debido examen de conciencia sobre lo que han ofrecido al público y, si francamente están satisfechos con lo realizado, nada más me quedaría entonces ya por añadir (ni por esperar) sobre estas tres antaño grandes franquícias.

Publicado el 10 enero 2012 en Columna de Sigfrido y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. yo solo vi el cap 1 de blood c, sabes me sentí tan mal como cuando vi la serie de tv rockman exe , hace años ya , pues yo era fan del juego.
    no puede ser que después del tino en trabajos anteriores se pudiera llegar a esto creo q como dices fue la decepción del año pasado .
    en lo de la película tendría q verla, creo q en terminos generales el posteo habla de la caída de los iconos de antaño.

  2. Así es, Teddy. Veo que has captado el mensaje implícito que en definitiva subyace en el artículo, más allá de la crítica concreta que se hace a esas tres conocidas franquicias.

    Es algo que por desgracia acaba sucediendo con mayor frecuencia de lo que nos gustaría, afectando a muchas grandes obras cuyas continuaciones no están ni remotamente a la altura de lo que cabría esperar. O simplemente, y a pesar de estar inicialmente previstas ya a varias temporadas, éstas luego no han sido bien desarrolladas o se han quedado muy lejos de la buena impresión que nos dejara la obra original. Tiene gran mérito crear una franquicia “rompedora”, pero tanto o más lo tiene también el saber “mantener el nivel”.

  3. Lo de Shana es una lástima, puesto que yo también esperaba con ilusión la última temporada, y tras ver los primeros 3 episodios veía con ilusión que podía ser lo que esperaba, pero con el cuarto ya me jodieron vivo.

    Es triste, pero estoy viendo la serie ya por acabarla y sólo por curiosidad, no por gusto, que es como normalmente se debería ver el anime.

  4. en lo que es shakugan no shana III como es esta parte en la novela?

  5. No he leído las novelas de Shana, tan solo he visto el Anime (que no es poco), así que no podría decirte.

  6. Acabada de ver la última temporada de Shana, me doy cuenta que, tal y como dijo Sig, la única que vale es la primera, puesto que toda la serie ha sido un completo pastel que no pienso volver a ver en la vida, y que prefiero olvidar para siempre. Eso, si no contamos que han sido 24 episodios que he visto sólo por contemplar el final de la historia, algunos de los cuales eran aburridos a rabiar.

    Lo que más me cabrea es que nos hayan metido 24 epis de esta vomitiva serie y la última temporada de Zero no Tsukaima se haya quedado en 12, cuya historia era bastante más interesante. Una lástima que se note tan a la legua que J.C. Staff ha destinado mucho más recursos para una que para otra, puesto que cuando Shana se ve bastante completa (y rollazo metafísico con los mil dioses de nombres estrambóticos que te presentan) y con unos efectos y animación bastante currados, Zero parece haber sido hecha deprisa y corriendo, con lagunas muy importantes en la historia que podrían haberse rellenado sólo con que hubiera tenido la misma duración.

    Tarjeta amarilla a J.C. Staff por destrozar las temporadas finales de dos series lárgamante esperadas, una por complejidad y cansinismo y otra por corta y falta de detalles.

  7. Sip, una auténtica lástima lo de Zero no Tsukaima también. Como ya te dije me pareció que había empezado de una forma muy prometedora, pero de la mitad ya hacia el final parecía como si hicieran los episodios de prisa y corriendo, y sin cuidar apenas nada la trama (poquita, eso sí) que había en esta temporada final. Ahora recuerdo con una cierta nostalgia lo buenas que fueron las dos primeras temporadas (en especial la segunda). Pero bueno, es lo de siempre, cuando se empieza a estirar ya demasiado el chicle acaban pasando estas cosas…

    Casi te diría que hubiera preferido, en vez de los 12 episodios que hemos visto de esta cuarta temporada, mejor una buena película larga de un par de horas de duración, pero bien hecha (en especial bien trabajada en el tema de la animación) y con un ritmo bastante más sosegado (y, ya de paso, con el fanservice justo), pero supongo que eso sería ya pedir demasiado.

    P.D.: Supongo que Louise se quedará después de lo visto en esa triste 11ª posición de tu ránking…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s