Una visión realista sobre nuestros otakus

Tras el pasado Salón del Manga de Barcelona supongo que muchos veríais que, como de costumbre, comenzaron a circular enseguida por la red los típicos “vídeos frikis” grabados por los propios asistentes al evento, en los que algunos daban rienda suelta a las más diversas -y peculiares- demostraciones públicas de su devoción por ciertas obras bien conocidas de este apasionante mundillo. Uno de estos “pintorescos” vídeos (que simulaba -con muy poca gracia- un supuesto enfrentamiento feroz entre fans de dos populares franquicias de Anime) fue comentado en un foro que administro, preguntando un usuario americano si el público español realmente era así, tal y como se mostraba en aquél vídeo. Por supuesto respondí que de ningún modo, que el aficionado medio español es de lo más normal y corriente, y que quienes aparecían allí simplemente eran unos tipos con ganas de llamar la atención escenificando poco más que una gran payasada, tal y como en definitiva podrían haber hecho en cualquier otro ámbito no relacionado necesariamente con el mundo del Manga y el Anime (como de hecho solemos ver a menudo en otras áreas de intensa actividad “fandom” como en el caso de Star Wars, de los cómics de súper-héroes americanos, de las sagas de éxito juveniles, etc.)

A mí personalmente lo que peor me sabe de estos casos (que periódicamente acostumbran a ponerse de actualidad en los medios) no es tanto la “chorrada” en sí que pueda haberse escenificado en un vídeo de estas características, pues cualquiera con un mínimo de sentido común ya sabe en qué tono “festivo” y desinhibido suelen realizarse y que, más allá de la broma del momento, no pretenden tampoco representar a nadie ni ser un reflejo de absolutamente nada. Pero lo malo está en la repercusión posterior del mismo que pueda tener entre el público general, en especial entre el, digámoslo así, totalmente “profano” en estos temas, que suele ser a la postre el más manipulable por determinados medios de comunicación con no demasiadas buenas intenciones detrás a la hora de cubrir estas noticias.

Aquí, en nuestro bendito país, durante demasiado tiempo hemos tenido que aguantar los fans más veteranos al manganime que se nos tilde de auténticas barbaridades por parte de supuestos “profesionales” de los medios de comunicación, que carecían del más mínimo conocimiento sobre lo que estaban hablando o escribiendo. Curiosamente además siempre a raíz de polémicas, sucesos luctuosos y demás detonantes a cuál más desafortunado, buscando únicamente el sensacionalismo barato (muy especialmente en el ámbito televisivo) en vez de hacer algo tan lógico como sería primero informarse debidamente, antes de entrar a hacer valoraciones a la ligera sobre un campo del que no se tiene suficientes conocimientos como para poder emitir una información u opinión válida. Es tan sencillo como ésto: así como a mí jamás se me ocurriría dar una conferencia sobre física cuántica sin tener ni idea de la materia, tampoco puedo aceptar que alguien que no tenga ni puñetera idea sobre manganime pretenda “ilustrar” a la gente sobre cómo es este mundillo o sus aficionados, y además hacerlo de forma pública en un medio de gran difusión, con el agravante que ello comporta de “desinformar” al público y contribuir a la postre a alimentar prejuicios absurdos sobre esta materia.

En los años 90, tras el gran “boom” del manganime en nuestro país, se puso tristemente de moda en numerosos medios de comunicación (de ideología marcadamente conservadora) el tildar a los fans como poco menos que inadaptados sociales, personas violentas, inmaduras y ávidas de sexo, entre las muchas barbaridades que se llegaban a decir en prensa escrita, programas de radio y de televisión de más que dudoso criterio profesional en el ámbito periodístico. ¿Que pueda haber fans con esas características tan poco recomendables?, pues sí, evidentemente que los hay, pero como en todos los ámbitos de entretenimiento en los que podamos pensar: entre los hinchas de los equipos de fútbol, entre los devotos de los First-person Shoters o hasta entre los fans de las películas de terror de la Hammer.

Absolutamente en cualquier ámbito podemos encontrar a gente como la mencionada ántes, y ello no condiciona para nada que el resto de los fans de esa materia sean personas tan normales y corrientes como cualquiera no aficionada a esos temas. Por desgracia aún muchos prefieren lo rápido y fácil que resulta tirar de tópicos casposos y absurdos antes que molestarse un poco en informarse debidamente sobre una determinada materia, y ésto es una evidencia que vale no únicamente para el ámbito del manganime, sino también para muchos otros en los que podamos pensar.

Sobre este tema así pues no me quedaría más que reiterar aquí la contestación clara y rotunda que dí en su momento a aquella pregunta planteada en el foro: Los fans españoles al manganime son, en su inmensa mayoría, personas de lo más normales y corrientes, que llevan su afición de una manera de lo más tranquila y afable posible, aunque como en cualquier otro ámbito se daría también la inevitable presencia de ciertos “personajillos” puntuales con ganas de dar la nota (que son de los que, a la postre, se suele acabar hablando en los medios de comunicación para nuestra desgracia), pero que no representan absolutamente a nadie. Que por otra parte haya luego gente tan “corta de miras” que se pueda llegar a creer lo que le cuentan algunos medios de dudoso rigor periodístico acerca de que todos los fans son como aquellos personajillos mencionados, pues es algo ya con lo que difícilmente se puede luchar si para empezar no se está bien informado. La comunicación es, tengámoslo muy presente, uno de los principales valores de nuestra sociedad actual, razón de más para cuidarla y no ensuciarla.

Publicado el 31 diciembre 2014 en Columna de Sigfrido y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s